Nano-redes de cables

Investigadores del Boston College afirman haber desarrollado una red flexible de cables a nanoescala que se podría utilizar en la electrónica y el aprovechamiento de energía. El equipo de científicos, dirigido por el profesor adjunto de química Dunwei Wang, ha desarrollado cables a partir de titanio y silicio para formar una red bidimensional de aspecto plano y rectangular.

Según Wang, estas “nanoredes” son extremadamente finas pero conservan su complejidad y son capaces de transportar con eficacia una carga eléctrica.
“Este es el último reto para controlar el desarrollo de cristales”, señaló Wang. La estructura es bidimensional y consigue un crecimiento muy limitado en ambas direcciones, añadió.

Los investigadores destacaron que las nanoredes se desarrollaron espontáneamente de la nada por medio de reacciones químicas simples, no provocadas por un catalizador.
Según Wang las nanoestructuras básicas se suelen crear, por lo general, en una dimensión o dimensión cero.

Wang y su equipo informaron de su logro en la edición internacional de la revista Angewandte Chemie, de la Sociedad Alemana de Química.

Wang describió la estructura lograda por su equipo como un material cristalino homogéneo con muchas capas finas que proporcionan una elevada cantidad de área de superficie. Según Wang, el material mostró una conductividad eléctrica muy buena a través de las conexiones de gran calidad de la nanored.

Ahora, el equipo de Wang está dirigiendo su investigación hacia las aplicaciones para la recolección de energía. El objetivo es aprovechar la elevada conductividad de la estructura y añadir otra capa de material al rededor de ella para absorber la luz y permitir que esos electrones sean transportados eficazmente por las nanoredes, señaló.

El equipo planea seguir utilizando titanio y silicio debido a que ambos son abundantes y relativamente baratos.

Fuente: Eetimes