Microondas para destruir tumores cancerígenos

Según un artículo publicado en ScienceDaily, una nueva opción no invasiva para tratar el cáncer hepático, denominada ablación por microondas, está ya disponible en el UC San Diego Medical Center y el Moores UCSD Cancer Center, los únicos hospitales de la región que ofrecen este tecnología a los pacientes.

“Un tumor hepático se puede extirpar de muchas formas”, señaló Marquis Hart, MD y cirujano de trasplantes del UC San Diego Medical Center. Ahora, los pacientes del UC San Diego tienen una nueva opción llamada ‘ablación por microondas que consiste en destruir los tumores hepáticos con calor derivado de la energía de las microondas. Según Hart, es una alternativa importante, especialmente dado que la mayoría de los cánceres de hígado no pueden ser extirpados parcialmente y no todos los pacientes son candidatos válidos para un trasplante”.

El cáncer hepático está en aumento en los EEUU, estrechamente relacionado con la epidemia de hepatitis y otras enfermedades que causan cirrosis, una enfermedad degenerativa que afecta al hígado. Las opciones actuales de tratamiento para el cáncer de hígado incluyen el trasplante, la extirpación quirúrgica parcial del hígado, la quimioterapia, la radiación o la ablación (destrucción de tejido anormal con el calor de las ondas de radiofrecuencia, ultrasonidos de alta frecuencia, congelación o inyección de alcohol). Ahora, la tecnología de microondas, ofrecida por Covidien, elimina el tumor con un calor intenso.

Para llevar a cabo el procedimiento, Hart accede al tumor a través de la piel o a través de un pequeño puerto laparoscópico o incisión. Guiado por ultrasonidos o por un escáner de tomografía computarizada (TC), localiza el tumor y, a continuación, lo atraviesa con una fina antena que emite microondas. Esta energía hace girar las moléculas de agua en el tumor produciendo una fricción que, a su vez, causa calor. Las temperaturas por encima de los 60 grados Celsius (140 grados Fahrenheit) causan la muerte celular, por lo general, en unos 10 minutos.

“La ablación por microondas elimina el tumor rápidamente y con precisión. En caso necesario se pueden tratar varios tumores a la vez”, señaló Hart. “Este método parece ser más eficaz que otras técnicas de ablación, implicando una mejor destrucción del tumor y menos tiempo bajo los efectos de la anestesia general para el paciente”.

Además de para el cáncer hepático, la ablación por microondas se ha mostrado prometedora para el tratamiento del cáncer de pulmón, el de riñón y el óseo.

Fuente: Science Daily