La aspirina reduce el riesgo de cáncer

Un estudio revela que la aspirina reduce el riesgo de varios tipos de cáncer además de otras enfermedades

Unos investigadores han anunciado la primera demostración de que la aspirina puede reducir hasta un 50% el riesgo de una serie cánceres.

Millones de personas la toman ya para protegerse de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares y tiene un papel reconocido en la prevención de la diabetes, la demencia, las complicaciones durante el embarazo y el dolor.

Los últimos resultados positivos sobre el cáncer habían inclinado la balanza a favor de la medicación masiva de la población pero, según los investigadores, todavía es demasiado pronto para recomendar que la tome todo el mundo.

El estudio de ocho ensayos en los que participaron 25.000 pacientes que tomaban una dosis baja diaria de aspirina para prevenir enfermedades del corazón observó que este humilde fármaco reducía más de una quinta parte (21%) las muertes por cualquier tipo de cáncer.

Si mañana se lanzara al mercado un medicamento nuevo con un efecto de importancia similar, sería anunciado como una cura milagrosa. Pero en lugar de tener un precio desorbitado, cada comprimido de aspirina cuesta poco más de 1 céntimo.

Después de cinco años tomando el fármaco, las tasas de mortalidad por cáncer se reducían aún más –hasta un tercio en general y la mitad (54%) en los cánceres del tracto digestivo (incluyendo los de esófago, estómago y intestino).

El beneficio no mejoró con dosis altas de aspirina, pero sí cuanto mayor era el tiempo de consumo. También fue mayor en los ancianos debido a que presentan una incidencia más elevada de cáncer. En un período de más de 20 años, la reducción del riesgo osciló entre el 10% para el cáncer de próstata y el 60% para el cáncer esofágico.

Los resultados, publicados en The Lancet, son la continuación de un informe previo publicado en la revista en octubre y que muestra que unas dosis bajas de aspirina reducen el riesgo de cáncer de intestino en un tercio.

Otros estudios previos sugieren que la aspirina protege también del cáncer de mama, pero los investigadores señalaron que hacen falta más datos para confirmar esto, así como su efecto en otros tipos de cánceres de la mujer.

Fuente: The Independent