Avances en investigaciones sobre el sueño

La serotonina favorece el sueño en la mosca de la fruta, actuando sobre una región específica de su cerebro.

Según un artículo publicado en ScienceDaily con fecha 6 de junio de 2006, un grupo de investigadores ha descubierto que el neurotransmisor serotonina, además de influir en los numerosos comportamientos ya conocidos, parece mejorar también la duración y calidad del sueño en la drosófila melanogaster o mosca de la fruta.
Los investigadores Quan Yuan, William Joiner y Amita Sehgal, del Instituto Médico Howard Hughes y la Escuela de Medicina de la Universidad de Pensilvania, informaron de su hallazgo en el ejemplar del 6 de junio de Current Biology.

A pesar de ser un elemento clave para la vida de la mayoría de los animales, la regulación adecuada del sueño sigue siendo un proceso en gran parte desconocido.
La mosca de la fruta está considerada como un modelo muy útil para la investigación relacionada con el sueño debido a su sencillo sistema nervioso, que permite a los investigadores hacerse preguntas básicas sobre el funcionamiento y regulación del sueño a las que sería difícil de llegar en sistemas más complejos como los de los mamíferos.

Utilizando esta mosca como modelo, los investigadores mostraron que un tratamiento farmacológico con serotonina incrementa tanto la cantidad como la calidad del sueño, incluso en el caso de algunas moscas mutantes que normalmente duermen menos o presentan sueño fragmentado, lo que sugiere que este tratamiento podría superar algunos déficit causados por otros problemas del sueño.

Los investigadores identificaron también un receptor de la serotonina que influye en el sueño, actuando sobre una región concreta del cerebro de la mosca conocida como mushroom bodies (MB). Curiosamente, los MB son necesarios para el aprendizaje y la memoria en las moscas. Teniendo en cuenta que la consolidación de la memoria es una de las supuestas funciones del sueño y que se sabe que la serotonina está implicada en el aprendizaje y la memoria de otros animales, es posible que el efecto de la serotonina en el sueño esté relacionado con su papel en los procesos de aprendizaje y memoria.

Fuente: Science Daily

Relacionado: Sueños