OXÏMORON

Cotidianamente recibo el servicio español de “La palabra del día” que consiste en información sobre la etimología de alguna palabra.

Se trata de una muy buena ayuda y a veces me sorprende por la coincidencia temporal de algunas palabras que se publican con acontecimientos de la vida real. Pareciera que fuera algo intencional, cosa que no creo ya que esto se produce en España y la asociación que hago es con hechos de la Argentina. Ahora me ha llamado la atención esta última versión que para mayor y mejor ilustración transcribo tal como la recibo:

LA PALABRA DEL DÍA

oxímoron

La palabra oxímoron es ella misma, etimológicamente, un oxímoron, es decir, una figura de lenguaje consistente en el empleo, en una misma expresión, de palabras de significado antagónico, tales como ‘silencio estruendoso’, ‘cálido frío’ o ‘agudamente tonto’. Oxímoro está formada por las palabras griegas oxys ‘agudo’, ‘aguzado’ y morós ‘estúpido’.
_________________________

Con algún grado de flexibilidad o de adaptación interpretativa también se la podría aplicar a la realidad que se vive en nuestro país por la contradicción entre el discurso oficial y los hechos que produce, como a veces dentro del discurso mismo.

Algunos han hablado de mensajes esquizofrénicos pero esta aplicación que intento parece más novedosa y hasta más sutil.

Efectivamente, si recurrimos a algunos ejemplos se pone a prueba lo dicho.

Se habla de un país que desarrolla su capacidad productiva y se ataca a la principal y más tradicional fuente de producción.

Se preconiza la redistribución de la riqueza y lo que se hace en concentrarla como nunca ha ocurrido. Y en manos de unos pocos, preferentemente amigos.

Se habla de la necesidad de diálogo y lo que se presencia diariamente es un soliloquio lleno de descalificaciones, agravios e insultos.

Se dice que se quiere promover la solidaridad pero difícilmente se logre a través de expresiones de una vehemencia vecina a la gritería.

Se bate el parche de los derechos humanos y hasta parece que se escudaran en ellos para sortear cualquier otra cuestión. Mientras tanto se mantienen sometidos a los pobres, indigentes, desposeídos, carecientes o como se los quiera llamar a través de la manipulación que ejercen los punteros, caudillejos y otras repugnantes especies que sustentan el clientelismo y arrebatan la dignidad que es el más preciado de aquellos derechos.

Permanentemente se habla de democracia y de representación mientras se anula el sistema republicano de gobierno mediante el avasallamiento del congreso y el condicionamiento de la justicia.

Se postula la libertad y se exhibe la máxima intolerancia para los que disientan y se ataca a la prensa con métodos extorsivos y hostigamientos permanentes.

Se habla de la floreciente economía mientras se miente desvergonzadamente a través de los indicadores de todo tipo.

Se insinúan consensos mientras se defiende la verdad única con pertinacia y tozudez.

Creo que ya son suficientes ejemplos como para demostrar lo que quería. Además todo esto se enmarca en una escalada de agresiones y de mensajes divisionistas que pretenden clasificar a los argentinos según indicadores oficiales.

Si por mi parte quisiera ejemplificar en expresiones que encuadraran en el sentido de la palabra del título e inspirado en lo que muestra la realidad podría hablar de “honrosa corrupción” o de “humilde soberbia”. El menos avisado de los argentinos sabrá a que me estoy refiriendo.

La etimología también sirve para poder expresar esta “bicefalia” gobernante que se disculpa siempre en la excusa gastada de la condición de mujer pero que en definitiva es la contradicción de “mujer hombre” solidarios en la responsabilidad y en las culpas.

Lo que el gobierno no puede modificar es la realidad a pesar de que trate de huir de ella mediante la manipulación y el engaño como tampoco lo logrará rompiendo el espejo que la muestra en toda su crudeza.

Hay entonces una versión adaptable de “oxímoron” que sigue sepultando sueños y malgastando posibilidades extraordinarias. Todo por una ambición de poder alimentada por esa nueva manera de convencer que se llama CAJA y que me animaría a descifrar para inscribirla como corriente política : “Corruptos Asociados Joden Argentina”, perdón por la licencia poética.

Luis Antonio Barry
Mayo de 2008

4 Respuestas

  1. anaiv 9 años ago
  2. Anónimo 9 años ago
  3. Anónimo 9 años ago
  4. Manuel 9 años ago

Añadir Comentario