Cómo interpretar los resultados de un análisis de sangre

Cómo interpretar los resultados de un análisis de sangre
El análisis de sangre es una herramienta útil en la evaluación del estado de salud de una persona. 
Es importante entender que los resultados no siempre se expresan en las mismas unidades y que incluso pueden estar fuera del “rango normal” por muchas razones. Estas variaciones pueden deberse a aspectos como la raza, la dieta, la edad, el sexo, el ciclo menstrual, el grado de actividad física, los problemas con la recolección y/o la manipulación de la muestra o el uso de algunos medicamentos.
Cualquier resultado anormal debe ser discutido con un médico.
A continuación destacamos algunas de las pruebas más comunes que se llevan a cabo en un análisis de sangre.

  • HEMOGRAMA.
    • Serie roja:
      • Número de glóbulos rojos o hematíes. Los valores normales oscilan entre 4.300.000 y 5.900.000/ml. 
      • Hemoglobina. La hemoglobina es la cantidad de proteína portadora de oxígeno contenida dentro de las células rojas de la sangre, y debe estar entre 12,5 y 17gr/l.
      • Hematocrito. Es número de hematíes en el volumen total de sangre. Los resultados son distintos para hombres y mujeres: en los hombres oscila entre un 40,7% y un 50,3%, mientras que en las mujeres entre un 36,1% y un 44,3%.
    • Serie blanca: Hace referencia a la cantidad total de glóbulos blancos o leucocitos en sangre (debe estar entorno a 3500 y 11000/ml). Los tipos de leucocitos son: neutrófilos, linfocitos, monocitos y eosinófilos. En las infecciones predomina un tipo u otro, según el tipo de microorganismos, así en las infecciones bacterianas aumentan los neutrófilos y los linfocitos y monocitos en las infecciones provocadas por virus. 
    • Plaquetas.

      Participan en la formación de coágulos sanguíneos,  y su rango normal tiene que estar en torno a las 130.000 y 450.000/ml.

    • Coagulación. Estas pruebas sirven para medir la capacidad que tiene la sangre para formar coágulos. 



  • BIOQUÍMICA. 
      • Glucosa. Es una medida del nivel de azúcar en la sangre. El rango normal para una glucosa en ayunas es de 70-110 mg/dl. Niveles altos pueden indicar diabetes y niveles bajos hipoglucemia. 
      • Grasas de la sangre.
        • Colesterol. El colesterol en sí mismo no malo, de hecho, nuestro cuerpo necesita una cierta cantidad de esta sustancia para funcionar correctamente. Sin embargo, cuando el nivel es demasiado alto, pueden aparecer problemas vasculares. Hay que diferenciar entre:
          • Colesterol total. Un colesterol total de menos de 200, y un colesterol LDL de 100 o menos se considera óptimo.

          • Lipoproteínas de alta densidad (HDL). El colesterol HDL es un ‘colesterol bueno’, ya que protege contra enfermedades del corazón ya que ayuda a eliminar el exceso de colesterol depositado en las arterias. 
          • Lipoproteínas de baja densidad (LDL). El colesterol LDL es considerado el “colesterol malo” porque se forman depósitos de grasa en las arterias cuando sus niveles son altos. Se recomienda un nivel de LDL de menos de 130.
        • Triglicéridos. Si son elevados se han asociado con enfermedades del corazón, especialmente si es más de 500 mg/dl. Valor normal entre 0 y 150 mg/dL
      • Electrolitos:
        • Potasio (K) es un indicador del buen funcionamiento de los riñones. Es importante para el buen funcionamiento de los nervios y los músculos, especialmente el corazón. 
        • Sodio (Na). Es un electrolito que es regulado por los riñones, y por tanto es un indicador de la función renal.
        • Cloruro (Cl). Es otro electrolito que está involucrada en el mantenimiento del equilibrio apropiado de líquidos corporales y en el equilibrio ácido-base del cuerpo. 
        • Dióxido de carbono (CO2) refleja el pH de la sangre. Un nivel de CO2 bajo, es decir un aumento de la acidez de la sangre, puede deberse a una diabetes no controlada, enfermedad renal, trastornos metabólicos o por una hiperventilación crónica. 
      • Productos de desecho:
        • Nitrógeno de urea en sangre (BUN) es un producto de desecho producido en el hígado y eliminado por los riñones. Unos valores altos pueden indicar un mal funcionando de los riñones, se puede asociar con dietas altas en proteínas y / o el ejercicio vigoroso que elevan los niveles, y por el embarazo que lo baja. 
        • Creatinina proviene de la degradación muscular. Unos valores altos pueden indicar problemas con los riñones. Valor normal entre 0.6 y 1.2 mg/dl
        • Ácido úrico se elimina a través de la orina. Los valores altos se asocian con la gota, la artritis, problemas renales y el uso de algunos diuréticos. Valor normal entre 3.4 y 7 mg/dl.
      • Enzimas.  Son proteínas que ayudan a todas las actividades químicas dentro de las células. El daño a las células produce la liberación de estas enzimas a la sangre.
        • Transaminasas. Son enzimas que se encuentran en el interior de las células del hígado, y permiten medir el funcionamiento del hígado. Existen tres tipos principales: GOT-ALT (valor normal entre 0 y 37 U/l), GPT-AST (valor normal entre 0 y 41 U/l) y GGT (valor normal entre 11 y 50 U/l).
        • La fosfatasa alcalina (40 y 129 U/l) y la bilirrubina  (0,2 mg/dl y 1 mg/dL)son indicadores del funcionamiento del hígado.
        • La CPK es una enzima muy útil para el diagnóstico de enfermedades del corazón y del músculo esquelético. Esta enzima es la primera aumentar después de un ataque al corazón (3 a 4 horas).  
      • Proteínas. La albúmina y globulina miden la cantidad y tipo de proteínas en la sangre. Son un índice general de la salud en general y la nutrición. La cantidad de proteína total permite evaluar la función renal y junto a la relación albúmina/globulina son índices generales de la salud general y de nutrición. 
      • Minerales.
        • Calcio. El calcio se encuentra principalmente en el hueso y es importante para la coagulación adecuada de la sangre, los nervios y la actividad celular.
        • Fósforo. También se almacena en gran parte en el hueso, y unos niveles altos pueden ser debidos a enfermedad renal.

    Lecturas relacionadas con: Cómo interpretar los resultados de un análisis de sangre.

    Añadir Comentario

    Subscribe!