Nacionalismo musical II

El compositor inglés Ralph Vaughan Williams (1872-1958) dijo una vez que “el compositor no debe encerrarse y pensar en el arte; debe convivir con sus contemporáneos y hacer de su arte una expresión de la vida de toda su comunidad“. Vaughan Williams formó parte de un grupo decidido a captar la música folclórica de Inglaterra antes de que fuese perdida. Cecil Sharp es el nombre de otro inglés que temía que las canciones y bailes tradicionales desaparecerían si no se hiciese algo para salvarlos. Así que el y un número de coleccionistas victorianos salieron al campo a cazar canciones y salvar el patrimonio musical del país.

En algunos casos incluso se llevaron grabadoras acústicas cilíndricas (lo más moderno en esa época) para grabar la música mientras que otros anotaban las notas musicales. Desafortunadamente, a veces los cantantes en los pueblos solo podían recordar fragmentos de algunas de las canciones, mientras que otras resultaban ser canciones de salas musicales más que canciones folclóricas. Sin embargo, el resultado de todo este esfuerzo fue muy valioso y las canciones revelaron mucha información sobre la vida y las actitudes de su época. Sharp fundó la English Folk Song & Dance Society y donó su casa londinense como sede de esta sociedad y de la Biblioteca Memorial Cecil Sharp, un gran archivo recopilado por el y otros. La casa atrae a entusiastas de bailes folclóricos y hace muchos años una de ellos me convenció para que la acompañase a una fiesta en la sede (¡una experiencia que allí mismo decidí jamás repetir!)

Lo que ha sido llamado “lo inglés” de Elgar es también explícito en la música de Vaughan Williams y también en las composiciones de su amigo Gustav Holst (1874-1934). A los dos hombres les unió su aprecio por la música folclórica. Aunque a Holst se le conoce más por su obra Las Planetas, su originalidad como compositor se inspiraba en parte en el movimiento por la preservación de la música indígena. Otro coleccionista de esta época fue el compositor Percy Grainger (1882-1961) al que no se le puede poner en ninguna categoría concreta porque recogía ideas e inspiración de muchos países. Benjamin Britten (1913-1976) también trabajó muchas canciones folclóricas de las que existen todavía diversas grabaciones en las que el propio Britten toca el piano y su acompañante, Peter Pears, canta las canciones.

B.R.

Añadir Comentario