Musicos rusos de distintas épocas

Anoche fui a un concierto en el auditorio ‘Colston Hall’, para una representación del tercer concierto para piano de Rachmaninov. El solista fue Nicolai Demidenko. Es mi concierto favorito y un artista a quien admiro mucho – una combinación perfecta. Demidenko parece severo cuando le ves en el escenario y no pierde el tiempo en empezar lo que muchos consideran el concierto más difícil de Rachmaninov. Sin embargo cuando le vi en una entrevista antes de un concierto en Sheffield hace unos años fue modesto y encantador. Tengo varios CD’s de el editado por Hyperion, los cuales tienen la alta calidad de sonido habitual de esta compañía discográfica.

Fue la interpretación de un virtuoso formidable anoche. Toco lo que debe ser lo mas largo de las tres cadencias que escribió el compositor para el primer movimiento y lo hizo con un fervor poético sin la extravagancia que otros pianistas pero me dejo sorprendido. He leído que este concierto tiene mas notas para el solista por minuto que cualquier otro. ¡Incluso Rachmaninov dijo que lo encontraba difícil para tocar! Después del concierto el publico aplaudió tanto que Demidenko volvió al escenario varios veces y toco un bis.

Fue la orquesta sinfónica de Tchaikovsky del radio de Mosco originalmente conocida como la Orquesta Oficial de la Radio Soviética. ¡Fue renombrado en 1993 por decreto por el Ministerio de Cultura del gobierno Ruso! Abrieron la noche con una obra por un compositor Noruego llamado Svenson (Carnaval en Paris) algo que para mi fue bastante soso comparado con el resto del programa de la noche.

La segunda parte del concierto fue dedicado a la música de otro compositor Ruso pero quien pertenecía a otra época: el quinto sinfonía de Shostakovich la cual la orquesta y su director invitado, Terje Mikkeisen, debe de haber conocido de memoria porque la representación estaba lleno de pasión y espíritu. El público presente fue muy agradecido aunque como es habitual solo llenaba la mitad del auditorio.(Recientemente estuve en un concierto por la tarde dirigido por Vladimir Ashkanazy cuando el auditorio estaba lleno).

Las posiciones de los miembros de la orquesta fueron interesantes para mí. Las primeras y segundas violines estaban en ambos lados de la plataforma con los violoncelos a lado de las primeras violines y los bajos en medio atrás. Fue una formación favorecido por Adrian Boult y Vernon Handley, pero empleado por pocos otros directores. Para mi tiene sentido y el argumento que los violines están muchas veces en dialogo cada uno con el otro fue aparente desde mi asiento en el espacio detrás de la orquesta reservado para el coro.

B.R.