La Orquesta ‘West-Eastern Divan’

Acabo de ver un documental muy conmovedor llamado ‘el conocimiento es el principio’. La orquesta ‘West-Eastern Divan’ fue establecido en 1999 para expresar la paz y la convivencia en el Medio Oriente a través de la música. La película sigue la vida de la orquesta desde su fundación hasta 2005. Fue la idea del difunto académico Palestino y activista para la paz, Edward Said y el pianista y director conocido, Daniel Barenboim, cuyos padres eran Rusos Judíos que vivían en Argentina. La amistad entre los dos fue un símbolo de solidaridad humano que atraviesa barreras étnicas y religiosas. Los miembros de la orquesta son músicos jóvenes de Palestina, Israel, Líbano, Siria, Jordania, Egipto y España. Han tocado en varias ciudades Europeas y Sevilla fue una de ellas. Era importante para Barenboim y Said por su habilidad de acomodar y honrar a Judíos, Arabes y Cristianos durante la primera parte de la época medieval cuando los monarcas Españoles favorecieron la diversidad.

El concierto mas significativo fue en Ramallah. Tardo mas de dos años para que la orquesta aceptaría la idea de tocar allí y organizar el viaje de tantas nacionalidades diferentes fue bastante complicado. España ayudo porque el presidente Zapatero les concedió pasaportes Españoles. Las autoridades no dieron permiso para que los Israelíes volaron a Palestina así que los miembros de la orquesta tenían que volar a diferentes aeropuertos y los Israelíes llegaron el día del concierto en una fila de coches y se marcharon en cuanto acabaron. Esto fue la primera vez que la orquesta había tocado en el Oriente Medio y fue un gran éxito además de un acontecimiento memorable.

Durante el documental fascinante miembros de la orquesta dieron sus opiniones sobre sus experiencias vividas y sus esperanzas para el futuro. La mayoría fueron cautos pero positivos sobre las posibilidades de paz. Escuchar su creencia en el futuro en la situación actual en la que vive Palestina estos días fue un triste recuerdo de la falta de esperanza para un conflicto que no parece tener final.

Hasta que haya conocimiento no puede haber comprensión. Esto es el mensaje poderoso de una película la cual incluye música maravillosa. Recomiendo verla. También esta en DVD.

B.R.