La Vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega

María Teresa Fernández de la Vega es la Vicepresidenta del Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero que está presente en los momentos decisivos. Con su enorme capacidad de trabajo, sencillez y honestidad está mujer está convirtiéndose de forma acelerada en un referente de lo que en España un político debería ser.

Muchos ciudadanos y hasta los propios políticos españoles se sienten defraudados de muchas actitudes políticas guiadas contínuamente por la fácil imagen o intereses concretos. Hay desencanto. Los líderes políticos en España carecen en muchas ocasiones de la altura y valentía que los ciudadanos esperan pongan en práctica cuando depositan su confianza en ellos. La excepción la constituye María Teresa Ferández de la Vega. La Vicepresidenta ha ganado de forma progresiva un indiscutible liderazgo y una imagen impecable en la actual coyuntura política española. Sabe decir sí, decir no, y decir basta. Eso hoy en política es un milagro.

María Teresa Fernández de la Vega un presidenta en cartera

El Presidente Zapatero ha sufrido un importante desgaste en el Gobierno tras los dos primeros años de mandato. Ahogado por el tema del Estatuto Catalán y el problema vasco, su capacidad de liderazgo es cuestionada en las encuentas del CIS en la que algunos de sus ministros le superan en la valoración que hacen los ciudadanos en estas encuestas. Los contertulios y periodistas de opinión de medios afines (Cadena SER, El País…) dejan caer importantes críticas en relación con la forma con la que se manejan ciertos temas.

Pero el hecho es que María Teresa Fernández de la Vega aparece allí en el momento justo, sin pretenderlo, dándole al gobierno la solidez que, a jucio de muchos, no tiene. Algunos piensan que Fernández de la Vega sería la Presidenta ideal, aunque actualmente nadie en el partido socialista discuta o ponga en duda la opción Zapatero en las elecciones que se celebrarán dentro de dos años.

La labor y popularidad de la Vicepresidenta

Viajó ayer por la noche a Canarias para diseñar “medidas concretas y urgentes” dirigidas a mejorar los recursos de acogida a los inmigrantes y reforzar el control de costas y evitar su entrada irregular. Ya hizo lo propio con Ceuta y Melilla en plena crisis del asalto de las alambradas, abordando problemas de muy difícil solución…

Pero el cénit de su actividad parlamentaria lo tuvo hace unos días cuando respondiendo al portavoz de la oposión “Fernández de la Vega le espetó: “Prefiero esa imagen (refiriéndose al traje mozambiqueño) que la imagen de las Azores”.

Las mujeres abandoraron sus escaños apoyando a la Vicepresidenta, y una burda insistencia del portavoz popular le permitió rematar:

“Quiero pensar, señor portavoz, que en su caso, no sé si será un problema de
ignorancia, que sería inexcusable; de maledicencia, que sería intolerable; o de
machismo, que sería detestable. Creo que son las tres cosas, señoría, las tres
cosas; las tres”.

Temas relacionados:

One Response

  1. Anónimo 12 años ago

Añadir Comentario