Facebook demandado por una empresa valenciana ¿una vía europea para evitar la indefensión de nuestras PYMES?

Una empresa de fabricación de horchata de Valencia ha interpuesto una demanda contra Facebook.

facebook-demanda

El Juzgado de Primera Instancia de Valencia, pese a la existencia de una cláusula de sumisión a la jurisdicción de los tribunales extranjeros firmada por la empresa española, admite la demanda y rechaza declinatoria interpuesta por los representantes de la Red Social más importante del mundo.

Món Orxata es el nombre de esta empresa de distribución de horchata valenciana, que ofrece trabajo a más de 50 personas (en su mayoría mujeres, por cierto) y que factura cerca de 800.000 euros al año.

La demanda se inició en el año 2016, causada por la decisión de Facebook de eliminar el perfil de la empresa de la red social, lo que le provocó (según ella) graves perjuicios, ya que esta la utilizaba su perfil para promocionar sus productos horchateros. Desde la eliminación del perfil de la empresa, las ventas on line descendieron un 36%.

El argumento para justificar la eliminación del perfil de la empresa valenciana que dio Facebook fue que  sus condiciones de uso les otorgan  la posibilidad de tomar todo tipo de decisiones en relación con los perfiles de sus usuarios.

Tras verse en esta situación de impotencia generada por el coloso Facebook, la horchatera valenciana decidió acudir a la justicia española

Como es habitual en estos casos, Facebook alegó ante los tribunales españoles que la competencia para conocer del procedimiento era exclusivamente de los tribunales estadounidenses, debido a la cláusula de competencia jurisdiccional que la red social obliga a firmar a todos sus usuarios.

A pesar de ello, el Juzgado de Primera Instancia de Valencia ha decidido seguir adelante con el proceso judicial, argumentando que de no atender la demanda de Món Orxata, dejaría en una situación de indefensión a los usuarios europeos, que no pueden recurrir con facilidad a la justicia estadounidense ante cualquier conflicto.

La empresa horchatera fundamenta su demanda en el principio ‘Damnatio Memoriae’, que es una locución latina que significa literalmente «condena de la memoria». Era una práctica de la antigua Roma consistente en, como su propio nombre indica, condenar el recuerdo de un enemigo del Estado tras su muerte. Cuando el Senado romano decretaba oficialmente la damnatio memoriae, se procedía a eliminar todo cuanto recordara al condenado: imágenes, monumentos, inscripciones, e incluso se llegaba a la prohibición de usar su nombre. Muchos emperadores también se vieron afectados por esta práctica.

La sociedad valenciana exige en su demanda su derecho a no ser condenada al olvido en las redes sociales. Por ello reclama una indemnización de 6.000 euros, que se restaure su honor y prestigio vinculados a su identidad digital y que Facebook cambie su política a la hora de dar de baja un perfil.

La relevancia de este caso va más allá de las partes intervinientes. De prosperar, este procedimiento podrá marcar un hito procesal. Será el precedente en el cual se van a apoyar muchas empresas europeas para derribar la muralla transatlántica y atreverse a litigar contra los titanes americanos de Silicon Valley desde cualquier país europeo, obligándoles a someterse a la jurisdicción europea. 

Mi consejo para la empresas que se vean en situaciones de desamparo contra gigantes internacionales es que no se dejen amedrentar, que sigan el ejemplo de la horchatera valenciana y que defiendan sus intereses. Seguro que el drama para los americanos se minimizará cuando vengan a Valencia a litigar. Justo al lado de la espectacular Ciutat de la Justícia valenciana hay varias heladerías para tomar una buena horchata.  


BITCOIN: Su éxito o fracaso ¿dependerá de su regulación legal?

BITCOIN: Su éxito o fracaso ¿dependerá de su regulación legal?

El derecho de separación del socio o la eterna preocupación en la empresa

El derecho de separación del socio o la eterna preocupación en la empresa

Añadir Comentario