Bricolaje: electricidad

Cómo colgar una lámpara del techo

Existen varios sistemas de colocación de una luz de techo, mediante sistema de rieles, simplemente con apliques o bien empotrados en el techo, etc.

Sistemas de sujeción:

Las posibilidades del mercado son múltiples ofreciendo una variada oferta decorativa y de iluminación. La luz tradicional en el medio de la estancia, es la más escogida a la hora de elegir una luz de techo y aunque parece una operación complicada, es una instalación rápida y sencilla, el secreto es conseguir un ajuste correcto.

Para las lámparas que cuelgan del techo los ajustes son los tacos o hembrillas. Los tacos para colgar cuadros se pueden utilizar para colgar lámparas de techo que no pesen demasiado. En cambio cuando la lámpara es muy pesada, estos soportes resultan inadecuados para sostener una lámpara de gran porte o cierto peso. Para eso hay que utilizar tacos o hembrillas de vuelco o hembrilla con taco caucho.







 
 



 





 

 







Hembrillas o tacos de vuelco: Tiene una pieza basculante en uno de sus extremos que se introduce por el orificio del techo en forma vertical y el extremo que bascula se deja horizontal. Es el sistema ideal para falsos techos.

Hembrilla con taco caucho:Consiste en un taco de caucho que tras su instalación se adapta al tamaño de la lámpara

Tacos de expansión metálica:Para los techos de cemento forjado u hormigón se utilizan los tacos de expansión metálica.

Paso a paso la colocación:

Seguridad y herramientas:

Antes de realizar cualquier trabajo eléctrico deberá cortar el suministro de energía, corte el interruptor de la caja central de corriente perteneciente al sector donde realizara el trabajo. No olvide separa las herramientas necesarias para colocar la lámpara en el techo. Necesitará escalera, tornillos y tacos, pelacables, regleta de bornes y un taladro con un destornillador.

Elección de los tacos: es la parte fundamental de todo el proceso, una mala elección puede provocar que al terminar el trabajo, la lámpara no se mantiene sujeta, desprendiéndose con facilidad. Eso es muy peligroso, puede ocasionar algún accidente. No siempre es factible la utilización del taladro, es imposible su utilización en techos de hormigón donde lo más conveniente son los tacos o hebillas de vuelco.

Punto de fijación: es importante en la elección de la lámpara tener en cuenta el tipo de techo que tenemos. Los techos de escayola no soportan grandes pesos. Marcaremos con un lápiz la ubicación definitiva en el techo donde queremos que quede sujeta la lámpara, es decir donde irán las sujeciones.

Colocar el taco: con un taladro, agujerear el lugar marcado con el lápiz. El agujero debe ser de un tamaño que el taco quepa sin problemas. Colocar el taco de expansión con su placa correspondiente introduciendo en el agujero moviendo para hacerlo bascular y girar la rosca hasta colocar la arandela pegada al techo.

Regleta: con una regleta de conexión se conectan los cables de la lámpara con los cables que salen del techo. Para esto pelar los cables, habrá tantos cables como cantidad de luces se deseen instalar. Colocar la tuerca de sujeción de la regleta y acomodar la lámpara.

Tapar las terminaciones: Y por último tapar con los accesorios complementarios que sirven para tapar la regleta y cables y como terminación de la lámpara. Todo debe quedar bien pegado al techo y los cables dentro de la tapa de vista o terminación. Restablezca la energía y compruebe si funciona.

Al elegir una lámpara de techo, hay que tener presente el peso de la misma y el tipo de techo que tiene la casa. Acuda a un lugar donde puedan resolver sus dudas e inquietudes, como Leroy Merlín o Ikea.

Enlaces relacionados:

Búsqueda personalizada

comments powered by Disqus
Compartir en Facebook
Twitter
Google
LinkedIn
Email