Ver versiones antiguas de páginas web

Wayback Machine es un amplio archivo de Internet que permite ver versiones anteriores de páginas web o webs que ya no existen.

Todos los día surgen nuevas páginas Web, pero también desaparecen otras; por otra parte, las Webs se actualizan continuamente. Sin embargo, hasta mediados de los 90 nadie llevaba ningún tipo de registro al respecto, ni siquiera los propios administradores de los sitios por lo que la historia digital estaba casi en blanco.

En 1996, Brewster Kahle de Alexa Internet, en San Francisco, empezó a almacenar instantáneas de la Web para crear el “Internet Archive” (archivo de Internet). En el 2001, lanzó la “Wayback Machine” (máquina del tiempo), poniendo a disposición pública unos 10.000 millones de páginas Web archivadas.

Ya en sus primeras etapas, los datos de Kahle ocupaban unos 100 terabytes, es decir, unas cinco veces más que la biblioteca digital del congreso de los EEUU. Actualmente, cuenta con 85.000 millones de páginas y ocupa 1,5 petabytes.

Pero la última iniciativa de Kahle es aún más ambiciosa. Según este artículo de The Guardian, ha afirmado que está preparado para construir la Biblioteca de Alejandría versión 2, con todos los trabajos publicados de la humanidad, libros, música, vídeos, páginas Web y software, y ponerla a disposición de cualquiera en cualquier parte del mundo a cualquier hora, y para siempre.

Wayback Machine

Como resultado, ahora cualquiera puede ir al apartado de la máquina del tiempo (Wayback Machine), pegar en el una dirección Web, pulsar el botón que pone “Take Me Back” (llévame al pasado) y ver qué aspecto tenía ésta en un pasado no tan distante.
Lo que se obtiene es un listado de las fechas en las que se tomaron instantáneas de la Web, ordenadas por año. Al hacer clic sobre cada una de las fechas se muestra una copia almacenada de la página en dicha fecha. El registro está, por supuesto, incompleto, pero es suficiente para hacer un seguimiento de cosas como cambios en el diseño.

Puede resultar frustrante cuando faltan páginas o imágenes vitales o nos parece que la máquina del tiempo va demasiado lenta, pero tal como dice el redactor de The Guardian, es importante recordar que se trata de una organización sin ánimo de lucro que se ha propuesto llevar a cabo una tarea prácticamente imposible. Y si lo llegan a dejar en manos de editores, bibliotecarios, empresas o incluso gobiernos, actualmente toda esa información no existiría.


4 Respuestas

  1. Alfredo 9 años ago
  2. Euroresidentes 9 años ago
  3. Anónimo 9 años ago
  4. Anónimo 8 años ago

Añadir Comentario