¿Puede Europa seguir su propio camino en cuanto a la privacidad de la información?



Europa podría estar pronto gestionando su propia porción acordonada de Internet si las propuestas de la canciller alemana, Angela Merkel, ganan respaldo.




En su podcast semanal dirigido a la nación alemana, Angela Merkel, presentó su plan para asegurar que los datos europeos permanecen en las redes europeas. Merkel sugirió que esto requería reforzar las redes de datos de Europa e implementar políticas y tecnologías para limitar la cantidad de información que cruza el Atlántico. Sus propuestas se deben a las revelaciones del informante Edward Snowden sobre el alcance del espionaje de los EE.UU..

Sin embargo, los expertos en ordenadores y redes afirman que el plan de la canciller ignora algunas verdades sobre la red y podría mermar su resistencia y fiabilidad.

Limitaciones a las pretensiones de privacidad en Europa

1, En primer lugar, según Alan Mauldin, un consultor de la firma de investigación Telegeography, la gran mayoría de los datos generados en Europa ya se quedan en Europa. Mauldin señaló que es difícil ver cómo cambiaría eso con el plan de Merkel y agregó que Europa es una especie de centro de datos y que gran cantidad de información de otros territorios pasan a través de sus redes nacionales y comerciales.

2. En segundo lugar, la propia estructura de la red se interpondría en el camino de cualquier plan para obligar a los datos a viajar de acuerdo con las demandas de los políticos, dijo Adrian Kennard, director del proveedor de Internet Andrews & Arnold. Internet recibe su nombre debido a que es una “red de redes”, en la que cada red está conectada a unas cuantas. Como resultado, los paquetes de datos pueden seguir diferentes rutas hacia su destino y a menudo atraviesan muchas redes diferentes a lo largo de su viaje. Cada red mantiene una lista de las “rutas” a las que pertenece para ayudar a esta transferencia de datos. La alteración de este sistema de enrutamiento por motivos políticos podría ser una mala idea, dijo el Sr. Kennard.

3. También está el enorme problema de tener que vigilar cualquier sistema en el que se exija que los datos europeos no se desvíen a las redes no europeas. Pasar demasiado tiempo inspeccionando los paquetes de datos para ver hacia dónde se dirigen, podría introducir una gran cantidad de “latencia” o retraso, advirtió. Es bien sabido que muchas aplicaciones web, como las de videoconferencia, streaming y juegos, sufren cuando los datos tardan demasiado en llegar.

Además, hay mejores maneras de proteger los datos europeos del escrutinio que simplemente asegurar que permanecen en los cables de Europa, dijo el profesor Marcos Manulis, experto en criptografía aplicada y seguridad de la red de la Universidad de Surrey. Un mayor uso de la encriptación podría hacer ese trabajo mucho mejor, señaló.

Fuente: http://www.bbc.co.uk/news/technology-26228176