Publicar bajo la licencia Creative Commons

Elegir el tipo de licencia creative commons para evitar posibles abusos.

Según un artículo en la sección de tecnología del New York Times, un escritor que publicó una versión digital de su último libro bajo la licencia Creative Commons, Seth Godin, no quiere que nadie compre su libro “Everyone’s an Expert (About Something)”, que se ha puesto a la venta en Amazon. Pero eso no significa que quiera que nadie lo lea. En realidad, Godin escribió este libro en el año 2005 y lo puso de forma gratuita, a disposición de cualquier usuario, en su blog sethgodin.typepad.com.

El problema es que lo publicó bajo la licencia Creative Commons que permite que cualquiera pueda volver a publicarlo y venderlo (creativecommons.org). Y alguien lo hizo, poniéndolo a la venta por 9,99 dólares.

Godin escribió esta semana en su blog que él no ha autorizado la publicación de este libro. Además, ha acusado al editor (según el artículo identificado en Amazon como “Success Book 4 you”, pero en otros sitios como BN Publishing) de “vender el libro como si fuera nuevo” y no le ha parecido bien que lo haga incluyendo su nombre en la portada.

En todo momento, Godin ha querido dejar claro que su enfado se debe a que hayan presentado el libro como nuevo. Sin embargo, algunos bloggers y comentaristas lo han criticado, señalando que en realidad Godin está horrizado de que alguien haya tomado la palabra a su licencia y esté haciendo dinero con ella.

Las licencias Creative Commons están pensadas para fomentar la diseminación de la propiedad intelectual, a la vez que permiten a los autores conservar algunos derechos. Godin nunca tuvo ninguna intención de hacer dinero con su libro, pero además, señaló específicamente que no quería que su nombre figurara en algo de lo que otro se esté lucrando de manera fraudulenta. Automáticamente, el editor modificó la portada del libro incluyendo una nota que decía: “Esto es una reimpresión de un libro electrónico publicado de forma gratuita en el 2005 bajo una licencia Creative Commons”.

Pero el incidente recuerda los peligros de la autopublicación y la libre distribución. Existe otra licencia Creative Commons que permite que cualquiera haga uso de una obra publicada, siempre que sea sin ánimo de lucro, pero esta no es la licencia que Godin usó.

Para uno de los usuarios del blog Metafilter, nadie en su sano juicio debería distribuir su obra con una licencia que permite lucrarse de ella, sin prever un mecanismo de compensación. Según él, eso no es ceder la obra al público, sino al primer espabilado que decida utilizarlo.

Fuente: New York Times Technology