Programas de televisión en MySpace

Según este artículo publicado esta semana en The Guardian, MySpace ha dado un giro en una nueva dirección: la televisión. Y es que la nueva serie Quarterlife, creada sólo para televisión Web, que se emitirá por Myspace podría cambiar el panorama de los medios de comunicación.

Sabemos de sobra que la televisión por Internet está en camino, pero todavía no se sabe qué medio será el ganador. Podrían ser los PC, sitios Web, PDA, teléfonos móviles o incluso el aparato de televisión tradicional. La novedad es que en lugar de intentar atraer a los jóvenes hacia la televisión, Myspace lleva la televisión a donde ya pasan el rato. De ese modo, pueden ver la televisión en sus pantallas mientras continúan interactuando con sus colegas de Myspace, lo que incluye la posibilidad de chatear acerca de la programación que están viendo.

El único inconveniente podrían ser los problemas técnicos, pero si consiguen que funcione, lo cual es muy probable si tenemos en cuenta que Myspace ya es una maraña de vídeos, las consecuencias son inimaginables. Podría convertirse algún día en uno de los principales canales de salida a nivel internacional del imperio de Rupert Murdoch, propietario de Myspace, especialmente cuando las pantallas de alta definición sean más frecuentes; podría incluso llegar a ser un canal personalizado en función de la información personal y preferencias que Myspace conoce de sus usuarios gracias a toda la información que éstos suben a sus espacios.

Quarterlife supone otro cambio importante en la cultura de Myspace. En lugar de ser un contenido generado por los usuarios (el ADN de las redes sociales), se trata de un contenido generado por Murdoch, aunque en realidad no sea Myspace quien hace el programa. Esto deja entrever una nueva bifurcación en el camino que están tomando estos espacios. Hasta ahora MySpace ha hecho dinero con los contenidos de los usuarios.

MySpace no existiría sin todos los vídeos, canciones, blogs y demás contenidos que los usuarios suben al sitio para compartirlos con sus amigos. Si esto empieza a coexistir con contenidos adquiridos de proveedores comerciales (algo que YouTube también está empezando a hacer), cabe la posibilidad de que provoque algunas quejas de usuarios que deseen recibir igualmente una compensación económica por sus contenidos. Otra posibilidad es que MySpace y otras redes sociales ofrezcan un porcentaje de los ingresos por publicidad (como www.revver.com). El tiempo lo dirá.