Nuevos servicios de Internet de Microsoft

Microsoft inicia una estrategia basada en Web

Según un artículo publicado este mes en la versión en línea de The New York Times, ejecutivos de Microsoft han afirmado que pretenden responder a la creciente amenaza que las versiones de aplicaciones basadas en Web de rivales como Google podrían suponer para su software. De este modo, Microsoft añadirá servicios de Internet similares a sus ya famosas aplicaciones de escritorio como Office o Excel.

En un encuentro anual con analistas financieros, los ejecutivos presentaron una clara descripción de los planes de Microsoft hasta la fecha para competir con las empresas que ofrecen software gratuito o de bajo coste como servicio.

Para todos ellos, el principal reto de Microsoft será el cambio de los paquetes de software a un proliferante conjunto de servicios Web que incluye desde hojas de cálculo o procesadores de texto a almacenamiento de datos y aplicaciones para empresas, como los sistemas de gestión de relaciones con los clientes utilizados por los equipos de ventas.

Microsoft ya ha tenido que hacer frente a una lucha similar anteriormente, a mediados de los 90, cuando venció a Netscape Communications integrando el navegador Web Internet Explorer como componente de su sistema operativo Windows. Esta estrategia garantizó su dominio sobre Netscape, aunque al mismo tiempo, Microsoft se vio envuelto en una batalla legal con el Departamento de Justicia que, finalmente, perdió.

Ahora, sin embargo, los ejecutivos de Microsoft parecen confiar cada vez más en que ofreciendo algunos servicios gratuitos, podrán vender servicios basado en Web tanto para consumidores como para empresas.

Según Steven A. Ballmer, presidente de Microsoft, casi todas las aplicaciones de la compañía sufrirán una transformación en unos 3-10 años, con la adición de un componente de servicios Web. Sin embargo, rechazó la idea de que en un futuro todo el software se base en este sistema, es decir, que se acceda a él a través de Internet.

Microsoft ofrece ya un conjunto de servicios de seguridad para PC basado en Web a cambio de una tasa de suscripción y, este otoño, pretende introducir un conjunto de servicios para el consumidor, como el de compartición de fotos de Windows Live.
Sin embargo, la estrategia no ha despertado de forma inmediata el entusiasmo de los más de 100 analistas financieros que siguen la compañía y las acciones de Microsoft cayeron 73 céntimos (un 2,38%) hasta los 29,98 dólares.

Fuente: New York Times