Nuevas generaciones en Internet

Un reciente artículo en Wired News pone de relieve la fuerza de los hábitos en Internet de las nuevas generaciones en Estados Unidos. Algunas de las prácticas de estos jóvenes están representando, incluso, ingresos para las universidades.

La generación de la pantalla

La generación de la pantalla está provocando una nueva ola de servicios legales de descarga de referidas a música, películas… Los estudiantes parecen entusiasmarse con esta nueva cultura. Aunque a veces soporten algunos fallos que impiden que se descarguen canciones en sus iPods, un estudiante puede guardar en su ordenador portátil más de 3.000 canciones . Con un sólo clic se descarga un álbum entero y el tiempo de descarga a penas dura un minuto en las redes de alta velocidad de las universidades norteamericanas.

El perfil de una nueva generación en Internet

Las compañías de entretenimiento persiguen agresivamente a los estudiantes en búsqueda de esta nueva generación de consumidores online. Internet parece haber ganado la batalla a otras alternativas. Esta generación no puede imaginarse la vida sin Internet. Trabajan más horas con ordenadores portátiles que viendo televisión, le sacan partido a las redes universitarias de alta velocidad, usan la web para hacer trabajos o leer titulares de noticias y la media lleva más de 1.000 canciones en su disco duro.

Ingresos para las universidades

En estos momentos docenas de centros universitarios ofrecen servicios de descargas de Ruckus Network, RealNetworks, Napster y Sea Blue Media. Este mercado universitario es tan importante que la empresa líder Sony BMG Music Entertainment, ha financiado la factura de estos centros durante algunos semestres de prueba. Lo consideran una inversión de futuro.

Aunque en gran parte de los casos no se dice el gasto, o los ingresos recibidos, en los cincos campus de la University of North Carolina el pasado otoño se obtuvieron, por ejemplo, 150.000 dólares de Sony BMG, según su director de tecnología. Aproximadamente un 60% de los estudiantes utiliza regularmente el servicio de descarga. La mayoría de los centros esperan cargar entre un 5 y 8% como coste de la futura suscripción en los gastos de residencia.

Las universidades apoyan estos servicios

Cansadas de los problemas derivados de las descargas ilegales, pleitos contra estudiantes por piratería, estallidos de virus, o congestión en las redes informáticas de los centros, las universidades están incorporando con entusiasmo estos nuevos servicios.

Algunos de estos servicios

Ya disponible en ocho universidades, incluida la American University, Ruckus ofrece ilimitadas descargas con una tarifa plana de una biblioteca de más de 525.000 canciones y una colección de 50 películas integras y shows de televisión que rotan cada mes. Más de 1.000 películas, tales como Spiderman 2 pueden ser descargadas por 2,50 dólares cada una.

Se podría afirmar con seguridad que estamos en la infancia de estos nuevos hábitos y desarrollo de servicios. La industria misma está inmersa en la esotérica batalla de los formatos de la música digital. Algunos de los citados servicios sólo se pueden descargar en Windows y no en el popular iPod de Apple. Esto ocasiona incluso que algunos estudiantes no los acepten.

Pero dejando al margen estos contratiempos, lo importante es constatar que la generación de Internet ya se ha puesto en marcha…


One Response

  1. Anónimo 15 años ago

Añadir Comentario