Los usuarios de la Web 2.0 van de compras

¿Pero los incita la tecnología comprar? Según el informe “Web 2.0 in Retail Today” de comScore, los usuarios de la Web 2.0 gastaron unos 27.000 millones de dólares en los EEUU en el segundo trimestre del 2007.

ComScore señala que el tráfico de los sitios de redes sociales se incrementó un 33% con respecto al año anterior, alcanzando los 81 millones de visitantes únicos en agosto de 2007; el tráfico de los blogs aumentó un 23% hasta alcanzar los 28 millones de visitantes únicos, mientras que el tráficos de los sitios de vídeos en línea creció un 20% y alcanzó los 93 millones.

“[La compañía observó también que] 158 millones de personas, o el 87% de la población estadounidense con conexión, visitaron sitios Web con tecnología Web 2.0 en agosto de 2007, pasando una media de 210 minutos por persona en cada sitio”, señaló el presidente de comScore Gian Fulgoni.

Los resultados de comScore implican que los usuarios de la Web 2.0 gastan más dinero en línea que el usuario promedio de Internet. Sin embargo, los datos de la compañía sobre la generalización en el uso de la Web 2.0 cuestionan esta implicación. El único modo de poder afirmar que los usuarios de la Web 2.0 gastan más que los que no visitan esos sitios sería examinar el gasto en línea de los no usuarios y comScore no ha presentado esa información.

En cualquier caso, relacionar las redes sociales y otras tecnologías Web 2.0 con las compras en línea tiene sentido. Los datos de una encuesta de “Mplanet” indican que los vendedores que no comercian en las redes sociales podrían estar perdiendo una buena oportunidad.

La mayoría de los participantes en la encuesta interesados en las redes sociales respondieron que se mostrarían receptivos a recibir información sobre ofertas o descuentos en productos (51%) y cupones descargables (51%). Unos 3 de cada 10 (29%) afirmaron, también, que comprarían productos a través de sitios de redes sociales.
El estudio es especialmente importante ahora que los vendedores se preparan para las ventas de la época navideña.

Fuente: Emarketer