Los costes de mantenimiento de Youtube

Según este artículo de The Guardian, los observadores de Google han especulado durante bastante tiempo acerca de los astronómicos costes operativos de YouTube, en gran parte, probablemente, porque parece reafirmar que incluso el poderoso Google tiene algún punto débil. ¿Una compra por valor de 1.760 millones de dólares de algo que les cuesta una fortuna mantener?

Sin embargo, un informe publicado esta semana por RampRate –que afirma conocer muy de cerca los costes globales reales de infraestructura– estima que las pérdidas operativas del sitio podrían ser en realidad dos tercios inferiores a la estimación, ampliamente difundida, de Credit Suisse. RampRate fija las pérdidas en 174,2 millones de dólares en comparación con la cifra dada por Credit Suisse en abril de 470,6 millones de dólares.

Se dice a menudo que cada minuto se suben a Youtube unas 20 horas de vídeo; una popularidad que según Credit Suisse supuso un coste aproximado de 380 millones de dólares para Google en el 2009 en concepto de ancho de banda, centros de datos, software y hardware. RampRate, en cambio, lo valoró en unos 83 millones, basándose en los acuerdos de ancho de banda al por mayor y la tecnología propietaria de Google que, según ellos, le ahorran mucho dinero.

Google ha confirmado anteriormente que YouTube no es rentable, pero nunca señaló la magnitud de las pérdidas. Teniendo en cuenta la estimación más elevada de los ingresos de YouTube y la estimación más baja de los costes de funcionamiento, YouTube podría estar realmente incluso al borde la quiebra.

RampRate señala también que es probable que Google esté contento de que se vea a YouTube como una “locura financiera”, porque eso le ayuda a negociar acuerdos más baratos con los propietarios de los derechos. Es una técnica de negociación clásica y muy inteligente. ¿Sería extraño que fuese así? Por supuesto que no. Es un buen negocio.