Las herramientas de Google y Facebook para ayudar en los desastres naturales

El sábado 25 de abril de 2015 un terremoto de 7,8 grados de magnitud asoló Nepal, causando numerosos daños materiales y humanos, especialmente en la capital, Katmandú. El terremoto provocó también una avalancha en el monte Everest que puso en peligro la vida de los escaladores y montañeros que se encontraban en la zona. El ejecutivo de Google, Dan Fredinburg, perdió la vida en esa avalancha.

Para ayudar en las labores de socorro y recuperación, Google y Facebook dieron un paso al frente, recordando que es posible utilizar sus respectivas herramientas: Person Finder y Comprobación del estado de seguridad, para comprobar el estado de amigos y familiares en todo el mundo.

 

 

Person Finder, de Google

La herramienta Person Finder, creada por Google tras el terremoto de Haití, en enero de 2010, es una especie de base de datos multilingüe que nos permite buscar información sobre nuestros seres queridos en caso de desastres naturales y humanitarios.

Se utilizó también tras el terremoto de Japón en 2011.

Cómo funciona

El funcionamiento es el siguiente: los usuarios que han perdido el contacto con algún amigo o ser querido que se encontraba en el lugar de la tragedia pueden dejar constancia en la herramienta de que están tratando de encontrar a esa persona. Por su parte, otros individuos, agencias de prensa y organizaciones no gubernamentales pueden aportar información actualizada a la base de datos, de forma que esté continuamente disponible para consulta.

 

Comprobación del estado de seguridad, de Facebook

La herramienta de Facebook detecta mediante GPS, ubicación del perfil o dirección IP a los usuarios que se encuentran en las inmediaciones de la catástrofe y les pide que actualicen su estado de comprobación de seguridad pulsando el botón “Estoy bien”, con el fin de tranquilizar a los amigos o familiares preocupados.

La herramienta también permite que sea algún amigo, en lugar de nosotros, quien indique que estamos a salvo, dado que podría darse el caso de que estemos bien pero no podamos acceder a nuestro teléfono.

 

Las comunicaciones en la zona

Estas herramientas son un claro ejemplo de cómo la tecnología, recabando información, puede proporcionar también un poco de consuelo a las personas que tienen seres queridos en la zona afectada.

No obstante, la falta de comunicaciones en la zona podría ser un problema. Por ejemplo, la réplica de 6,7 grados en la escala de Richter que tuvo lugar el domingo 26 en Nepal, acabó con gran parte de las comunicaciones que ya se habían visto dañadas en el seísmo inicial. Como resultado, gran parte de los servicios de Internet y telefonía móvil estaban caídos.

En cualquier caso, se anima a todo aquel que disponga de información sobre personas que se encuentren en zonas de  catástrofes actualizen la información almacenada en Person Finder o haga saber que están bien a través de la herramienta de Facebook, en caso de que estén a salvo.

Seguir leyendo:


Sin Respuestas

Añadir Comentario