La barra de Google

La barra Google: cuestión de credibilidad

Seguimos a cuestas con la barra de Google. En relación el autolink creo que hay una diferencia entre una propuesta como la de Google y la que hizo Microsoft anteriormente. Y es una cuestión de estilo y formas. Google ha hecho dos cosas realmente importantes en el mundo de Internet.

La primera me sonroja mencionarla: haciendo accesible al información con búsquedas creibles e interesantes para millones de usuarios, desde estudiantes, académicos, profesionales o empresarios, amas de casa… Buscar y encontrar con criterio entre 8.058.044.651 páginas web no debe ser tarea fácil, especialmente si miles de empresas y webmasters intentan adulterar contínuamente y en beneficio propio en posicionamiento de sus páginas en los resultados de la búsqueda de una palabra clave de su interés. Google ha hecho creible la red para muchas personas, ha ordenado eficientemente una información compleja y con un crecimiento espectacular.

Pero recientemente ha hecho algo igualmente importante. Con Adword y Adsense ha dado expectativas de viabilidad a muchas empresas de internet. A unas dándoles visibilidad, a otras fomentando una inicial fuente de ingresos. Ha concebido Internet como algo global y sin fronteras, abierto y dinámico. Un internet participativo. No cerrado, comercial y monopolizante, tal como Microsoft ha entendido la red desde sus inicios.

Google marca una diferencia

De ahí que diste mucho una propuesta que venga de Google y otra parecida que venga de Microsoft. Esta última compañía tiene tras sus espaldas montones de cadáveres, de buenos proyectos que fueron fulminados con su política de empresa comercial agresiva y monopolística. El éxito de Firefox, cualidades aparte, viene a ser una respuesta de los usuarios a este tipo de prácticas.

Me reafirmo en la idea de que, uno, ojalá tuviera muchas páginas con direcciones postales, dos, ojalá estuviera Google Map activo en España, tres, ojalá los usuarios activaran el autolink y pudieran recordar que desde mis páginas con información interesante puden saltar y obtener de Google un excelente y complementario servicio de información mapificada.

El tráfico no se roba. Se gana o se pierde. No se pueden poner puertas al campo, ni cerrojos al viento.