Internet en las empresas

Siguiendo con el día de Internet en España, un objetivo irrenunciable dadas las circunstancias estructurales de nuestro crecimiento económico actual es la introducción masiva y eficiente de Internet en las pequeñas y medianas empresas españolas. Esto significa una alfabetización informática de todos los empleados, una cualificación de técnicos en las técnicas y herramientas más idóneas para la empresas e incentivos para el incremento de la innovación ligada a la productividad y competitividad.

Nuestras cuentas exteriores, una serio problema

El déficit comercial de la economía española ha llegado a cotas alarmantes. Tras una tendencia negativa que venía acentuándose, el pasado mes de julio alcanzó los 42.400 millones de euros en los siete primeros meses de este año, casi un 34% más que en 2004. Las causas: cada vez son más débiles nuestras exportaciones (los productos que producimos en España) y más fuertes nuestras importaciones (los productos que consumimos y produccen terceros países). En otras palabras, los productos extrenos sustituyen a los nuestros.

Cada vez se venden menos automóviles, textiles, calzados, alimentos y nuestros empleos y crecimiento interno se hace cada vez más dependiente de la construcción. Aunque el deterioro de nuestra balanza exterior sigue una tendencia inequívoca durante años, se agudiza en los últimos años en un síntoma almarmante de la competitividad de nuestra industria, de nuestros productos.

A nivel local, deslocalización de empresas y el continuo goteo de cierre de pequeñas y medianas empresas ligadas a sectores tradicionales, va marcando un panorama realmente alarmante, paliado por la burbuja y especulación inmobialiaria de los últimos años y su capacidad de generación de empleo y efectos multiplicadores en otras actividades económicas.

¿Pero qué pasa si la construcción decae en nuestro país? ¿Qué alternativas tenemos en estos momentos?¿Hay capacidad de generar nuevos sectores con capacidad de crecimiento?

Cómo frenar esta tendencia a la desindustrialización, deslocalización y falta de competitividad, la innovación y nuevos sectores de futuro

Los economistas han dado la receta hace décadas: innovación, innovación e innovación. La capacidad de innovar y singularizar los productos es la mejor medicina para poder preservar la competitividad frente a los bajos precios de productos importados de China, el este de Europa u otros puntos.

Innovar es hoy un concepto global. ¿Cómo puede innovar una empresa española, si sus técnicos no visitan cada mañana cinco o diez centros de innovación y ven las últimas tendencias y la valoraciones que hace el mercado? ¿Cómo introducir nuevas líneas de productos si no se sabe observar lo que el mercado está desarrollando?. Sin información relevante y sin las herramientas apropiadas, la empresa actual no puede sobrevivir en un mercado altamente concurrente que compite a nivel global. Esto se ha dicho hasta la saciedad… ¿Pero es eficaz la instrumentación de Internet en la empresa española?

Internet en las empresas y la competitividad

¿Cómo? ¿Qué? ¿Cuánto? ¿Desea ejemplos? Sin duda la casuística es muy variada y los consejos generales valen poco…

Pero he aquí algunas ideas del papel de Internet en la empresa a la hora de favorecer la productividad, competitividad y la innovación:

  • Política instucional e imagen de la empresa (la única que ha progresado significativamente y a veces torpemente).
  • Organización de la empresa, objetivos y resultados con metodología compartida e interactiva (feedbacks).
  • Acceso a fuentes de seguimiento sectorial obligado (sector y empresa).
  • Observatorio de ideas, productos e innovaciones de la competencia a nivel mundial.
  • Observatorio de innovaciones de otros sectores aplicables a la empresa.
  • Vías de marketing efectivo de productos. Acceso a publicidad online efectiva (pro ejemplo vía a Adwords)
  • Vías de ventas y pagos online a través de Internet, comercio electrónico.
  • Aceso al software libre gratuito y a herramientas especializadas que disminuyan los costes de la empresa (software o herramientas como traductores, bases de datos jurídicas…)
  • Modelos internet-intranet para la empresa
  • Comunicación interna y externa efectiva de bajo coste (blogs corporativos, boletines de noticias)
  • Formación online y formación continua del capital humano de la empresa
  • Análisis de procesos participativo para reducción de costes e incremento de la productividad
  • Comunicación online (comunicación instantánea empresas con varias sedes)
  • Acceso a información compartidas (trabajos en equipo)
  • Comunicación interactiva con proveedores y clientes.
  • Análisis de nuevas ofertas de proveedores de productos y servicios (por ejemplo, nuevos productos financieros, materias primas, maquinaria)
  • Creación de redes empresariales y sectoriales
  • Feedback sobre nuevos productos

Los responsables de la política industrial española -también a cargo de la política sobre Internet- tienen una gran oportunidad de revitalizar la empresa española a través de herramientas eficaces que potencien la competitividad a través de Internet. El día de Internet quizás sirva para hacernos reflexionar.


3 Respuestas

  1. Anónimo 14 años ago
  2. Anónimo 14 años ago
  3. Magnolia 13 años ago