Impacto del uso de Internet sobre nuestra memoria

El uso generalizado de los motores de búsqueda y bases de datos en línea ha afectado a la forma de recordar la información, según los resultados de un estudio llevado a cabo por unos científicos norteamericanos.

El grupo de investigadores, dirigidos por Betsy Sparrow, profesora ayudante de psicología en Columbia, se preguntaron si las personas son más propensas a recordar la información que se puede recuperar fácilmente de un ordenador, al igual que los estudiantes son más propensos a recordar los hechos que creen que saldrán en un examen.

La Dra. Sparrow y sus colaboradores, Daniel M. Wegner, de Harvard, y Jenny Liu, de la Universidad de Wisconsin, Madison, realizaron cuatro experimentos de memoria. En uno, los participantes escribieron, en un ordenador, 40 bits de información; por ejemplo, el “ojo del avestruz es más grande que su cerebro”. La mitad de los sujetos creían que la información se guardaría en el ordenador y la otra mitad creía que los artículos escritos por ellos se borrarían.

Los sujetos que pensaban que no podrían encontrar la información más tarde, se mostraron significativamente más propensos a recordarla, mientras que los que pensaban que más tarde podrían buscar lo que habían leído, no hicieron el esfuerzo de recordarla, señalaron los autores.

Un segundo experimento tuvo como objetivo determinar si la accesibilidad del ordenador afecta a lo que recordamos. “Si se nos pregunta si hay países con un solo color en su bandera, por ejemplo,” escribieron los investigadores, “¿pensamos directamente en las banderas o en buscar en Internet para saber?”

En este caso, se pidió a los participantes que recordaran tanto la información en sí como en cuál de cinco carpetas del ordenador se guardó. Los investigadores se sorprendieron al descubrir que la gente parecía más capaz de recuperar la carpeta.

El experimento estudia un aspecto de lo que se conoce como memoria transactiva; la idea de que contamos con nuestra familia, amigos y compañeros de trabajo, así como con material de referencia para almacenar información para nosotros.

Los efectos de Internet sobre la memoria continúan estando en gran parte inexplorados, señaló la Dra. Sparrow, quien agregó que sus experimentos la habían llevado a concluir que Internet se ha convertido en nuestro principal sistema de almacenamiento externo.