Impacto del acuerdo entre Microsoft y Yahoo

Según un artículo publicado en The Guardian, Steve Ballmer, CEO de Microsoft, cree que Google intentará bloquear su acuerdo con Yahoo. Los trabajadores ya han sido advertidos de que habrá despidos cuando ambas compañías integren operaciones.

Con su acuerdo global de 10 años, Microsoft y Yahoo pretenden acortar distancias con Google, el líder del mercado de la publicidad en las búsquedas.

Según este acuerdo, el servicio de búsuqedas Bing de Microsoft se integrará en los sitios Web de ambas compañías, mientras Yahoo gestionará la venta global de anuncios en las búsquedas.

Ballmer, que fracasó en su intento de comprar el negocio de las búsquedas de Yahoo por 1.000 millones de dólares el año pasado, afirmó esperar una defensa “agresiva” por parte de Google cuando el acuerdo sea revisado por los reguladores de todo el mundo.

“Sospechamos que tendremos que hacer frente a la oposición de la competencia [Google]”, señaló en una conferencia de prensa junto con la CEO de Yahoo, Carol Bartz. “Nuestra unión proporcionará más competencia, no menos. [No obstante] esperamos que nuestro competidor sea agresivo”.

Microsoft y Yahoo pretenden presentar el documento del acuerdo, de más de 100 páginas, a las autoridades antimonopolios de EEUU y Bruselas, además de otros mercados, la próxima semana. Las compañías esperan cerrar el acuerdo a comienzos de la próxima semana.

Ballmer indicó que el acuerdo podría recibir la autorización de los reguladores con mayor facilidad en la Unión Europea, dado que en Europa Google cuenta con una cuota de mercado en cuanto a publicidad en las búsquedas del 92%, en comparación con el 70% que tiene en los EEUU. De ese modo, la cuota de mercado de publicidad en las búsquedas de Microsoft y Yahoo unidos será en Europa muy inferior a la del 25-30% que tendrán en los EEUU, señaló.

Bartz señaló que para Yahoo el acuerdo resulta atractivo porque incluye un pago de “costes de adquisición de tráfico” (Tac) equivalente al 88% de los ingresos generados a partir de las búsquedas en los sitios propiedad de Yahoo o gestionados por él durante los primeros cinco años del acuerdo, aunque sin un pago directo en efectivo.

“Un pago importante en efectivo no ayuda desde el punto de vista del funcionamiento”, añadió. “Lo que queríamos era un índice Tac importante con el fin de poder obtener los ingresos necesarios para mantener nuestra línea de gastos e invertir en el negocio”.

Ballmer, admitió que “no hay ninguna duda” en que el acuerdo está en un índice Tac más elevado que las negociaciones del verano pasado, en las que Microsoft intentó comprar el negocio de las búsquedas de Yahoo, y afirmó que establecer una gestión conjuntas entre ambas compañías durante los próximos años costará a Microsoft “un par de cientos de millones”.

A cambio, una de las ventajas, añadió, es que esta sociedad permitirá a Microsoft y Yahoo desarrollar un algoritmo de búsqueda superior para hacer frente a Google.
Bartz señaló que Bing estará integrado en Yahoo de tres a seis meses después de que se cierre el acuerdo; no obstante, no se espera que se complete la integración global con los resultantes beneficios financieros hasta dos años después, añadió. Algunos empleados de las búsquedas de Yahoo se moverán a Microsoft, y otros pasarán a la división de anuncios gráficos de la compañía, aunque también habrá recortes, según Bartz.

“Por desgracia, habrá algunos despidos en Yahoo”, señaló, añadiendo que el proceso mediante el cual se llevarán a cabo estos despidos se desarrollará durante los próximos dos años y medio.

Bartz afirmó que una vez que la sociedad se constituya y esté en funcionamiento generará una renta de 500 millones de dólares al año. Al centrarse Microsoft en el desarrollo de la tecnología de búsqueda, Yahoo estima que se ahorrará 200 millones de dólares al año en inversión de capital.

“Este acuerdo originará una importante competencia alternativa en las búsquedas. Una combinación de Microsoft y Yahoo… vuelve a poner la elección en manos de los consumidores, anunciantes y editores, cada vez más ansiosos por la influencia de un solo jugador”, añadió Bartz.

Un portavoz de Google señaló: “Tradicionalmente ha habido mucha competencia en línea y nuestra experiencia es que esa competencia suele traer grandes cosas para los usuarios. Estamos interesados en saber más sobre el acuerdo”.

Fuente: The Guardian Media