Cuadro con mas de cien personajes históricos


“Discutiendo la Divina Comedia con Dante” fue creado en el 2006, aunque haya sido hace apenas unas semanas cuando ha triunfado en Internet. Este extraordinario cuadro que muestra con detalle 103 personajes de la historia mundial, se ha convertido en el último grito en Internet (para ver la versión grande del cuadro, hagan clic en el imágen arriba)

Los tablones de mensajes se han llenado de competiciones para identificar a todos los presentes, entre los que hay personajes que se reconocen al instante, como Gandhi, a algunos que plantean más dificultades, como Liu Xiang, el vallista chino que se retiró por lesión de los juegos de Pekín.

Hay cierto elemento de misterio también en torno a los orígenes del cuadro, que parece inspirado en el fresco renacentista de Rafael “La escuela de Atenas”.

Mientras que los personajes del cuadro de Rafael eran todos filósofos griegos, apenas parece haber conexión entre los personajes de la obra actual, en la que caben desde grandes personajes históricos, como Napoleón, hasta Bill Gates, la cara del éxito moderno.

Pero los observadores más atentos han descubierto pistas de la procedencia del cuadro en algunos de los representados.

Muchos de los personajes del cuadro –incluidos los poetas y líderes comunistas chinos– apenas son conocidos fuera de Asia. Ya la inclusión de Juan Antonio Samaranch, burócrata de profesión y antiguo presidente del Comité Olímpico Internacional, sería inexplicable a menos que el artistas fuese de China, en donde Samaranch es muy conocido por ser quien concedió a Pekín los Juegos del 2008.

Otra pista proviene de los tres hombres con traje contemporáneo que observan la escena desde detrás de un muro en la parte superior del cuadro.

Detectives de Internet los han identificado como tres artistas poco conocidos, de procedencia china/taiwanesa, llamados Dudu, Li Tiezi y Zhang An.

Alastair Sooke, comentarista de arte de The Daily Telegraph, señaló que la obra refleja una tendencia de los artistas chinos contemporáneos a adoptar estilos y personajes occidentales.

Fuente: The Telegraph