Consejos para start-ups de Robert Scoble

Ayer Robert Scoble, Guru de los start-ups en Silicon Valley,  publicó en su cuenta de Google+ un excelente artículo con una crítica constructiva para algunas de las empresas start-up intentando vender sus “innovaciones”.

Nos pareció un artículo muy acertado con consejos muy valiosos que podrían ser muy útiles para nuestro público en España y América Latina (donde brillan por su ausencia consejos y recursos para start-ups). Le pedimos permiso a Scoble para traducirlo y difundirlo entre nuestros usuarios y no dudó en concedérnoslo – ¡Gracias Robert!

Por qué últimamente soy más crítico con las nuevas empresas start-ups

He notado que últimamente estoy siendo mucho más crítico con las nuevas empresas. Hoy increpé a un empresario que intentaba venderme una cosa nueva que era bastante parecida a Oink, o quizás fuese a Foursquare, o quizás a Foodspotting.

Es la tercera compañía a la que he increpado últimamente.

Pensé que merecía la pena hablar de por qué estoy siendo tan duro en privado con los empresarios últimamente.

El listón ha subido.

¿Qué quiero decir con eso?

Bueno, Bizzy, una empresa rival de Foodspotting, ha cerrado sus puertas recientemente.

¿Por qué? Porque nadie fue lo bastante duro con ella.

El mercado es mucho más duro que yo y he visto señales en el mercado a las que los empresarios deberían prestar atención: hay demasiadas empresas nuevas, demasiadas cosas para probar, demasiadas aplicaciones que en realidad no hacen mucho más que Google.

Lo qué aprendí hoy es que a menudo los empresarios están mal asesorados: “sacar cuanto antes al mercado y hacer una nueva versión”, me dijo el CEO al que increpé hoy. “Ah, ¿y cómo funcionó eso para Color?”, pregunté.

En este momento, el mercado está muy lleno de ciertos tipos de aplicaciones. Especialmente de aplicaciones de redes sociales y de localización. Así que, si vais a venderme algo, mejor que sea mágico. Más vale que los ángeles canten cuándo abra vuestra aplicación. De lo contrario, ¿por qué debería utilizar vuestra aplicación en lugar de Instagram, Foodspotting, Foursquare, Yelp o mis últimas adquisiciones Batch, SocialCam o Oink?

Si vuestro diseño no es mejor que el de Flipboard, o al menos tan ordenado como el de Oink, ¿por qué intentarlo siquiera?

Algunos consejos:

1.

Tener al menos un uso muy claro y novedoso. Es decir, tener algo que se pueda mostrar a alguien y que le haga decir: “¡oh, dios mío, es sorprendentemente útil!”

2. Asegurarse de que todas las partes de la aplicación son como mínimo equiparables a las de la competencia. El otro día estaba utilizando un motor de precios de dispositivos electrónicos de consumo y la búsqueda simplemente no funcionaba. ¿En serio? Aún podría reproducir su vídeo pero seguro que no es bueno.

3. Hay que traer algo realmente útil y nuevo al mercado. Eso de “pero te dejamos que busques tus anteriores localizaciones” no es lo bastante bueno. Puedo hacer eso con Google y Foursquare. Que me digan “pero tenemos mejores herramientas de red social que Facebook”, tampoco es lo suficientemente bueno. Google ha gastado 500 millones en Google+ y está luchando para conseguir atraer a gente de Facebook. ¿Realmente crees que eres mejor que +Larry Page y +Vic Gundotra? Bien, aquí va una pista: no, no lo eres.

4. Hay que hacer que sea sencillo y funcione para todos los usuarios. Hoy en día, vivimos en un mundo en el que apenas damos a las aplicaciones unos 30 segundos. Bueno, quizás 60 segundos. Instagram me enganchó al instante (y los empresarios CARGARON ESA APLICACIÓN PARA mí). Un empresario me mostró su aplicación esta semana, que tenía a +MG Siegler en ella.

“Dámela ahora mismo”, pedí. Después de resistirse admitieron que probablemente no sería capaz de gestionar mi lista de contactos. Otra empresa con la que me reuní esta noche me mostró una aplicación similar, cuándo la empecé a usar (lo estoy haciendo mientras me hablas) me dio un error. Fuera.

5. El producto tiene que confirmar la historia. Si me dices “vamos a ayudarte a encontrar una televisión fabulosa” pero, luego, me obligas a registrarme primero en otra red social, voy a sentirme engañado. Son demasiadas las compañías que presentan una cosa, mientras dicen otra.

6. Odio el término “producto mínimo viable”. Eso es como decirme “lo estamos sacando al mercado sin ninguna herramienta porque, bueno, nuestros inversores y asesores nos dijeron que saquemos el producto y lo arreglemos más tarde”. Las buenas empresas sacan productos al mercado, pero eligen las herramientas adecuadas y ofrecen magia. Siri? Mágico. Flipboard? Mágico. ¿Instagram? Tuve cinco comentarios en dos minutos (y eso cuándo sólo tenía 80 usuarios). Esta noche volví a utilizar SocialCam por primera vez en tiempo. En menos de 60 segundos tuve varios me gusta y comentarios. Eso indica que el sistema tiene usuarios y dispone de un conjunto de herramientas que ha reunido a muchos usuarios (el CEO tiene toda una historia sobre cómo ocultaron sus mejores herramientas y los usuarios siguen alabándolas; la futura versión que me mostró esta noche hará que esas herramientas sean más fáciles de encontrar).

7. Si no hace algo con Facebook y Twitter (y próximamente con Google+) entonces está mal enfocado. ¿Por qué? Observo a 33.000 de los mejores usuarios del mundo y si no están utilizando vuestra aplicación yo probablemente la eliminaré en unos cuantos días y la olvidaré. Es sorprendente lo fáciles que son de olvidar tantas aplicaciones. ¿Las mejores? Las que consiguen que sigan hablando de ellas y compartiéndolas una y otra y otra vez. ¿Cuántas veces he visto que utilizan Foursquare? ¿Evernote? ¿Instapaper? ¿Mint? ¿Foodspotting? ¿Instagram? Miles y miles de veces.

En todo caso, un motivo por el que hago esto es:

1. Quiero que se utilice la mejor tecnología. Muchos empresarios tienen los instintos adecuados. Trabajan sobre sus propias inquietudes, dando lugar a productos interesantes, pero a menudo no tienen en cuenta el panorama de la competencia. Después de todo, no tienen tiempo de programar toda la noche Y mantenerse al tanto de lo que están haciendo +Kevin Rose , +Kevin Systrom o +Alexa Andrzejewski.

2. Mi propia marca remonta si apoyo a empresas grandes. Si les traigo más como Flipboards y Siri, la gente me toma más en serio. Si les traigo más como Bizzy, que lucha por mantenerse a flote en el mercado, me toman menos en serio.

3. Cuanto más fuertes son los empresarios, mejor le va a mi jefe. Yo trabajo para +Rackspace Hosting y si incorporamos compañías que continúan adelante y llegan a ser grandes e importantes entonces nos va mejor económicamente. Incluso si estás en la competencia quiero que te vaya bien. ¿Por qué? Porque generalmente a medida que las empresas mejoran necesitan un mejor servicio de su socio de hosting, lo que nos pone en disposición de hacer negocio.

4. Recuerdo cuando +Gary Vaynerchuk se quejó en antena de una bodega que acaba de darle alojamiento y 250 cajas de vino para hacer una fiesta; siempre le respeté por aquello. Es tan fácil dar una palmada en la espalda de alguien que te muestra respeto. Es otra cosa dejar caer la dura verdad. Creo que soltar una verdad dura no es fácil, pero por lo general conforma mejores relaciones. La gente recuerda lo que hiciste por ellos y si les dices que se tomen otros dos meses para hacerlo bien puede que les duela, pero les dolerá mucho menos que pasar por el mal trago que vivieron Color o Bizzy.

Dicho todo esto, yo no tengo todas las respuestas. Algunas de las compañías que pasé por alto han crecido y se han convertido en empresas importantes (LinkedIn y DropBox, por ejemplo). A veces, pruebo las cosas demasiado pronto, y mi consejo puede resultar ser incorrecto. Y en ocasiones las empresas seguirán adelante y acabarán demostrando que estaba equivocado. Así que, procuro ser humilde sobre eso e intento ponerme en sus zapatos. Pero, si estuviera creando un producto o una empresa querría que la gente me dijera también la cruda verdad (por eso leo siempre los comentarios sobre mí y tengo en cuenta especialmente los comentarios críticos; a veces tienen razón, a veces no, pero casi siempre aprendo algo al escuchar).

En todo caso, si eres un empresario, me estoy volviendo más duro. Trae un juego de primera y todo irá bien, y si no, ahora hay muchos otros periodistas, así que no necesitas mi aprobación para tener éxito.

No obstante, una promesa: si soy duro contigo, siempre te daré una segunda oportunidad y probablemente una tercera. ¿Por qué? He invertido en ti mi tiempo y mis instintos y quiero asegurarme de que no me equivoco cuando lo hago.

¿Alguien está creando una empresa que alcance el listón? Que me escriba unas líneas a scobleizer@gmail.com

Seguir los consejos y debates de Robert Scoble en Internet:


Añadir Comentario