Almanecimiento de datos por parte de empresas de Internet

Los proveedores de servicios de Internet (ISP) del Reino Unido almacenarán, a partir de esta semana, los detalles de los correos electrónicos y llamadas telefónicas vía Web de sus usuarios, de acuerdo con una directiva de la Unión Europea.

La idea se forjó tras los atentados de Londres en 2005, pero los proveedores de servicios de Internet (ISP) y las compañías de telecomunicaciones se han resistido a la propuesta y algunos países de la UE han protestado contra la directiva. Algunas organizaciones, como el Open Rights Group, se han mostrado en contra de la directiva y sostienen que podría tener repercusiones peligrosas para los ciudadanos.

Según esta directiva, todos los ISP de la Unión Europea tendrán que almacenar los datos durante un año. La directiva es similar a otra ya en vigor que obliga a las compañías de telecomunicaciones a guardar los historiales de llamadas telefónicas durante 12 meses.

Entre los datos almacenados no se incluye el contenido de los correos electrónicos ni una grabación de las llamadas, pero se utilizan para determinar las conexiones entre los individuos.

Las autoridades podrán acceder a la información almacenada con una orden judicial.

Los gobiernos de la UE han empezado a incorporar la directiva en su propia legislación nacional, mientras los ISP de toda Europa se han quejado de los costes adicionales de conservar toda esa información.

El gobierno británico, por su parte, ya ha accedido a rembolsar a los ISP el coste de almacenamiento de los datos.

Suecia ha decidido ignorar la directiva totalmente y en Alemania el caso está, actualmente, en los tribunales.

En un comunicado, el Ministerio de Interior británico afirmó estar implementando la directiva porque la protección de las personas y la seguridad nacional son una prioridad para su gobierno. Y añadió que los datos de las comunicaciones –donde y cuándo se producen– constituyen una parte fundamental en diversas investigaciones criminales y en la prevención de ataques terroristas contribuyendo, en general, a la protección de las personas.

Fuente: BBC Technology