Unas proteínas fotosintéticas actúan como generadores de corriente en circuitos eléctricos a escala nanométrica

Un equipo de científicos de la Universidad Técnica de Munich y Universidad de Tel Aviv desarrollaron un método para medir las fotocorrientes de un único sistema funcionalizado de proteínas fotosintéticas.

Los científicos pudieron demostrar que dicho sistema se puede integrar y dirigir de forma selectiva en arquitecturas de dispositivos fotovoltaicos artificiales mientras conserva sus propiedades funcionales biomoleculares. Las proteínas actúan como bombas de electrones de una sola molécula inducidas por la luz y altamente eficientes, capaces de actuar como generadores de corriente en los circuitos eléctricos a escala nanométrica. El equipo interdisciplinario publicó los resultados en la revista Nature Nanotechnology.

Los científicos investigaron el centro de reacción del fotosistema-I que es un complejo de proteína de clorofila localizado en las membranas de los cloroplastos de las cianobacterias. Las plantas, las algas y las bacterias utilizan la fotosíntesis para convertir la energía solar en energía química. Las etapas iniciales de este proceso -en las que se absorbe la luz y se transfieren la energía y los electrones- están mediadas por proteínas fotosintéticas compuestas de complejos de carotenoides y clorofila. Hasta ahora, ninguno de los métodos disponibles eran lo suficientemente sensibles como para medir las fotocorrientes generadas por una sola proteína El fotosistema-I exhibe excelentes propiedades optoelectrónicas que sólo se encuentran en los sistemas fotosintéticos. La dimensión de la nanoescala, además, hace del fotosistema-I una unidad prometedora para las aplicaciones en la optoelectrónica molecular.

Fuente: http://www.azonano.com/news.aspx?newsID=25640