Una nanomalla convierte las aguas residuales en agua potable

WaterStick, el filtro de nanomalla de carbono de Seldon Technologies, transforma los lodos llenos de bacterias en agua potable casi en el mismo tiempo que tardamos en beberla, algo que podría ser muy útil para los países en vías de desarrollo, el personal militar y las comunidades marginales.

“Se puede pegar [el WaterStick] en un tanque séptico y beber de él agua potable”, señaló esta semana el gurú de la tecnología, George Gilder.

Seldon es capaz de utilizar los nanotubos de carbono, que son maleables, haciéndolos pasar por un proceso que el CEO de la compañía, Alan Cummings, denomina funcionalización. Dicho proceso consiste en la limpieza y el tratamiento de los nanotubos, para luego mezclarlos con otras fibras en algo parecido al proceso de fabricación normal del papel. El resultado es un filtro de papel –una nanomalla– diseñada para limpiar el agua a una escala asombrosamente pequeña.

“Proporciona la capacidad de eliminar toda la contaminación microbiana del agua; retira todos los virus y bacterias que pueden causar daño”, señaló Cummings.
Las aplicaciones de esta tecnología son muy amplias. Seldon ha desarrollado un sistema de filtración para el fregadero de la cocina, una paja que puede utilizar fácilmente en el campo el personal militar y un WaterBox que puede bombear casi un galón de agua limpia cada minuto.

Pero las aplicaciones de los nanotubos de carbono y los filtros de nanomalla no acaban ahí.

La National Science Foundation, por ejemplo, ha realizado una inversión en Seldon para financiar su investigación de filtración de combustibles. Dicha investigación pretende eliminar el agua de los combustibles –concretamente en nuevos combustibles como el el biodiésel y el diésel ultra bajo en azufre– para reducir al mínimo el desgaste del motor y maximizar la eficiencia de combustible.

“Tenemos una membrana que puede separar el agua, eliminar las bacterias del combustible y reducir las descargas electrostáticas”, señaló Cummings.

Fuente: Forbes