Una herramienta invisible permite nuevos experimentos cuánticos con átomos, moléculas, clústers y otras nanopartículas

Los
experimentos sobre la naturaleza de onda cuántica de átomos y
moléculas han permitido a los investigadores medir con precisión
las diminutas fuerzas y desplazamientos, así como arrojar luz sobre
la zona inexplorada entre el reino microscópico de la física
cuántica y nuestro mundo cotidiano. Los físicos que trabajan con
Philipp Haslinger y Markus Arndt en la Universidad de Viena han
tenido éxito en la construcción de un nuevo interferómetro onda
materia que permite nuevos estudios cuánticos con una amplia clase
de partículas, incluyendo átomos, moléculas y nanopartículas.
Estos grumos de materia se exponen a tres rejillas de luz láser por
impulsos que son invisibles para el ojo humano, existen sólo durante
una mil millonésima parte de un segundo y nunca simultáneamente.
Los nuevos resultados se han presentado en la edición avanzada en
línea de Nature Physics.