Transistor sináptico que aprende mientras realiza cálculos

Incluso las mejores supercomputadoras del mundo son máquinas asombrosamente ineficientes y de alto consumo energético.
Nuestro cerebro tiene más de 86 mil millones de neuronas, conectadas por sinapsis que no sólo completan innumerables circuitos lógicos, sino que se adaptan continuamente a los estímulos, reforzando algunas conexiones, mientras otras se debilitan. Ese proceso, que llamamos aprendizaje, permite la clase de procesos computacionales rápidos y de gran eficiencia que avergüenzan a grandes computadoras como Siri o Blue Gene.
transistor-sinaptico
Unos científicos de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de Harvard han creado un nuevo tipo
de transistor que imita el comportamiento de una sinapsis. El nuevo dispositivo modula simultáneamente el flujo de información en un circuito y se adapta físicamente a las señales cambiantes.
Aprovechando las inusuales propiedades de los materiales modernos, el transistor sináptico podría marcar el comienzo de una nueva clase de inteligencia artificial: una que no va incorporada en algoritmos inteligentes, sino en la propia arquitectura del ordenador. Los resultados se han publicado en la
revista Nature Communications (“A correlated nickelate synaptic transistor”).