Sensores de luz de nanotubos

Nanotubos que ven. Investigadores del Laboratorio Nacional de Sandia, en Livermore, California, han creado los primeros dispositivos de nanotubos de carbono capaces de detectar el espectro visible de la luz en su totalidad. Su trabajo podría, algún día, tener un amplio abanico de aplicaciones, por ejemplo, en células solares que absorban más luz, cámaras diminutas que funcionen con muy poca luz y mejores retinas artificiales.

Otros investigadores han demostrado que los nanotubos pueden detectar la luz de longitudes de onda específicas, incluida la luz ultravioleta, pero nunca la totalidad del espectro visible de la luz.

El sensor de luz del interior de una cámara digital camera convierte la luz en una señal eléctrica porque los fotones, a medida que bombardean el silicio, crean agujeros de electrones en el material. En cambio, los sensores de luz de nanotubos de carbono funcionan de forma similar a los ojos biológicos. Los nanotubos están decorados con tres tipos de cromofóros (moléculas que cambian de forma en respuesta a una determinada longitud de onda de la luz). Este cambio de forma origina un cambio en las orientaciones de los cromóforos con respecto al nanotubo, lo que a su vez modifica la conductividad eléctrica del nanotubo de un modo que se puede medir para deducir el color y la intensidad de la luz. Los investigadores de Sandia utilizaron tres tipos diferentes de cromóforos, que responden a las bandas roja, verde o azul del espectro de la luz visible.

El trabajo todavía está en sus primeras etapas, pero los sensores de luz de nanotubos podrían tener ventajas sobre los chips de detección de luz actuales. Lo más importante, según el investigador de Sandia Xinjian Zhou, es que los dispositivos son intrínsecamente pequeños y de alta resolución. Además, los sensores de luz de nanotubos se podrían imprimir en soportes poliméricos flexibles, lo que podría abaratar su fabricación y hacer que fuesen menos irritantes para el tejido biológico (algo importante para los implantes de retina).

Zhou añadió que el equipo de Sandia está trabajando actualmente en la fabricación de nanotubos sensibles a la luz infrarroja y en el aumento de la sensibilidad de los dispositivos. Los investigadores están intentando también apilar los cromóforos sobre los dispositivos en capas más gruesas y esperan añadir diminutas antenas a los dispositivos para concentrar la luz.

Fuente: Technology Review