Secretismo sobre el uso de la nanotecnología en el sector de la alimentación

La industria alimentaria ha sido criticada por el Comité de Tecnología y la Cámara de los Lores del Reino Unido por mostrarse demasiado reservada sobre su uso de la nanotecnología.

Lord Krebs, presidente de la investigación, señaló que la industria “no quiere llamar la atención” para evitar la controversia. Si bien no hay peligros claros, añadió, sí se observaron “lagunas en el conocimiento”.

En su informe “Nanotechnologies and Food” (nanotecnologías y alimentación), el Comité sugiere la elaboración de un registro público de los alimentos o envases que utilicen nanotecnología.

La nanotecnología es el uso de partículas muy pequeñas, medidas en la mil millonésima parte de un metro. En estos tamaños, las partículas tienen propiedades novedosas, por lo que se está investigando activamente cómo surgen estas propiedades.
Aunque la nanotecnología ya se utiliza ampliamente en aplicaciones que van desde calcetines que no huelen a novedosos métodos terapéuticos para el cáncer, hace tiempo que se cree que es necesario realizar más investigaciones que garanticen su seguridad.

En el sector de la alimentación, la nanotecnología se puede emplear para mejorar el sabor de los alimentos e incluso para hacer que los alimentos procesados sean saludables, reduciendo la cantidad de grasa y de sal necesaria en su producción. Los lores señalaron en su informe que les parecía “lamentable que la industria alimentaria se negara a hablar sobre su trabajo en este campo”.

Y añadieron que es precisamente este comportamiento que podría provocar una reacción pública en contra del uso de una tecnología que podría traer muchos beneficios para el público.

Según Lord Krebs, la industria es “muy reacia a poner las cartas sobre la mesa y proporcionar datos sobre su investigación en nanotecnología”.

“Tuvieron problemas con el uso de cultivos modificados genéticamente y, por ello, no quieren llamar la atención sobre este tema. Nosotros creemos que deberían adoptar exactamente el enfoque opuesto. Si se quiere generar confianza se debe ser abierto y claro, en lugar de mostrar secretismo”.

Como parte de este proceso, el Comité recomienda que la Food Standards Agency (Agencia de Normas Alimentarias) debería tener a disposición del público un listado de los alimentos y envases que utilizan nanomateriales.

Julian Hunt, director de comunicaciones de la Federación de Alimentación y Bebidas, se mostró “sorprendido” por la crítica.

“Lógicamente, hay muchas preguntas e incógnitas sobre los posibles usos futuros de las nanotecnologías en nuestro sector y todavía hay mucho trabajo por hacer por parte de científicos, gobiernos y organismos reguladores, además de la industria de alimentos y bebidas”, señaló el Sr. Hunt.

“Apoyamos la recomendación del informe sobre la formación de un grupo de discusión abierto con el fin de aportar más transparencia, algo que sabemos es importante para los consumidores y, de hecho, ya estamos implicados en este tipo de iniciativas, tanto en el Reino Unido como a nivel de la UE”.

El “Project on Emerging Nanotechnologies” (proyecto sobre nanotecnologías emergentes), dirigido por el Woodrow Wilson International Center for Scholars, con sede en Washington, ha encontrado que en la actualidad hay 84 alimentos o productos relacionados que utilizan nanotecnología.

La Food and Drink Federation afirma que ninguno de ellos se fabrica en el Reino Unido.

Sin embargo, a Lord Krebs y sus colegas les preocupa que, debido al secretismo de la industria, es difícil saber realmente el verdadero alcance de la utilización de la nanotecnología en los alimentos.

El informe indica que es probable que se produzca un “boom de crecimiento” en el uso de la tecnología.

Actualmente el mercado está valorado en 410 millones de dólares, pero el informe estima que la cifra aumentará más de diez veces en los próximos dos años.

El informe advierte también acerca de la insuficiente investigación que se ha llevado a cabo sobre la seguridad de la utilización de la nanotecnología en los alimentos; e insta al Gobierno a realizar más investigaciones sobre el comportamiento de los nanomateriales, especialmente en el intestino.

Fuente: BBC Science


One Response

  1. Anónimo 9 años ago

Añadir Comentario