Se revelan huellas escondidas gracias a la nanotecnología

Las huellas ocultas se pueden desvelar ya con rapidez y fiabilidad gracias a dos avances en nanotecnología.

El método actual para descubrir huellas ocultas implica recubrir la superficie delimitada con una suspensión acuosa de nanopartículas de oro, estabilizada por iones citrato. En condiciones ácidas, las partículas de oro se adhieren a las moléculas con carga positiva de la huella. La huella se obtiene a continuación con una disolución de iones de plata, que experimentan una reacción química, dejando un contorno de metal plateado oscuro a lo largo de los característicos surcos de la huella. Sin embargo, la disolución de oro es bastante inestable y la técnica es difícil de reproducir de una prueba a otra.

Ahora, Daniel Mandler, Joseph Almog y sus colaboradores de la Universidad Hebrea de Jerusalem, en Israel, han reemplazado la tradicional disolución de oro por otra equivalente y más estable. Sus nanopartículas de oro, repletas de largas cadenas de hidrocarburos y suspendidas en éter de gasolina, se adhieren a los restos de la huella por medio de interacciones hidrofóbicas y se pueden desarrollar con plata como antes para producir huellas de alta calidad en tan solo tres minutos de inmersión.

Fuente: RSC Chemical Science