RUSNANO y East-Siberian Metals invierten en materiales de alta tecnología de Berilio

RUSNANO y East-Siberian Metals han empezado a invertir en un proyecto para llevar a cabo el ciclo completo de producción y procesado del berilio. Las dos partes establecerán una compañía de integración vertical para llevar a cabo el trabajo. El proyecto tiene un presupuesto total de siete mil millones de rublos. De esa suma, RUSNANO cofinanciará 3.500 millones de rublos.

El berilio es un metal estratégicamente importante, esencial para las industrias nuclear, aérea y espacial, y que se utiliza para producir equipamiento de telecomunicaciones. La Federación de Rusia, actualmente, importa todo el berilio que consume. La producción del proyecto satisfará la totalidad de la demanda nacional.

Los analistas pronostican que el mercado mundial del berilio alcanzará las 465 toneladas en el 2015, siendo los campos de telecomunicaciones y defensa los principales responsables de la mayor parte de ese crecimiento. Para el 2015, el proyecto espera que su compañía abastezca el 24% de la demanda mundial de berilio.

El proyecto establecerá la compañía de integración vertical en el campo de berilio de Yermakovsky, en la República de Buryatia, en el centro sur de Siberia. Su principal producto será el hidróxido de berilio. El material extraído de la mina será procesado en la Planta Metalúrgica de Ulba, en Kazajistán, uno de los mayores productores del mundo de productos basados en uranio, berilio y tántalo.

Utilizando nanotecnologías avanzadas, el proyecto será capaz de producir aleaciones con características muy especiales: mayor durabilidad que muchos tipos de acero, un peso considerablemente más ligero que el del aluminio y retención de propiedades útiles y capacidad para funcionar a temperaturas elevadas (de 700°C a 800°C).

Fuente: Nanowerk