Reducir coste de captura de CO2 con nanotecnología

La nanotecnología podría ayudar a reducir el coste de la captura de CO2

Un proyecto europeo denominado ‘Nanomembranes against Global Warming’ (NANOGLOWA) está intentando encontrar una nueva forma de capturar las emisiones de CO2 de las centrales eléctricas con ayuda de la nanotecnología.

Unas membranas nanoestructuradas podrían reducir el consumo energético y los costes de la captura de CO2, lo que haría que resultase más atractiva que la tecnología actual.

Europa produce un gigatón de dióxido de carbono al año y lo expulsa a la atmósfera. Alrededor de un tercio de éste proviene de centrales eléctricas que funcionan con combustibles fósiles. El almacenamiento y la captura de carbono (CCS) podrían reducir estas emisiones hasta un 90%. La idea consiste en almacenar bajo tierra el carbono capturado, por ejemplo, en acuíferos y yacimientos de gas vacíos. Los métodos de captura existentes incluyen la absorción y el enfriamiento no selectivo.

Fuente: Nanotechnology Now