Nuevo nanofiltro que funciona con energía solar elimina del agua los cancerígenos y antibióticos perjudiciales

Una nueva investigación, recién publicada, detalla
cómo unos investigadores de la Universidad de Cincinnati han
desarrollado y probado un nuevo nanofiltro que funciona con energía
solar y es capaz de eliminar antibióticos y sustancias cancerígenas
nocivas de las fuentes de agua -lagos y ríos- a una velocidad
significativamente mayor que la tecnología de filtrado hecha de
carbón activo que se utiliza actualmente.

Vikram Kapoor, estudiante de doctorado de ingeniería
ambiental, y David Wendell, profesor ayudante de ingeniería
ambiental, informaron, en la revista Nano Letters, sobre el
desarrollo y las pruebas del nuevo filtro, formado por dos proteínas
bacterianas, que fue capaz de absorber el 64% de los antibióticos en
aguas superficiales frente a aproximadamente el 40% absorbido por la
tecnología de filtrado de carbón activo utilizada actualmente. Uno
de los aspectos más interesantes de su filtro es que ofrece la
capacidad de reutilizar los antibióticos extraídos.