Nanotubos desplegados

17/03: Nanotubos desplegados

El carbono bidimensional o grafeno posee muchas de las propiedades interesantes del carbono unidimensional (en forma de nanotubos): los electrones se pueden mover a alta velocidad y apenas sufren pérdida de energía. Según Walt deHeer (Georgia Tech), que habló en el encuentro de la American Physical Society (APS) celebrado en Baltimore esta semana, el grafeno proporcionará una plataforma para la electrónica integrada que permitirá un mayor control que el que es posible con los nanotubos, ya que las estructuras de grafeno se pueden fabricar litográficamente en forma de grandes láminas.

Las primeras láminas individuales de grafeno fueron aisladas en el 2004 por Andre Geim, de la Universidad de Manchester. En el grafeno, la velocidad del electrón es independiente de la energía, es decir, los electrones se mueven como si fueran ondas de luz; actúan como partículas sin masa. Esta extraordinaria propiedad fue dilucidada en noviembre de 2005 por medio de experimentos (ver artículo en la revista Physics Today de enero de 2006) en los que se utilizaba el Efecto Hall Cuántico (QHE), según el cual los electrones, confinados en un plano y sujetos a campos magnéticos elevados, solo siguen las trayectorias cuánticas prescritas. Las pruebas las realizaron grupos representados en el encuentro de la ASP por Geim y Philip Kim (Universidad de Columbia).

Fuente: aip.org

Temas relacionados: