Nanotecnología para pacientes con problemas de corazón

Investigadores del MIT y Harvard, creen haber encontrado un modo de utilizar la nanotecnología para reemplazar el stent coronario recubierto de fármaco, un producto con numerosos problemas de seguridad. La investigación es muy preliminar y sólo se ha probado en ratas, pero la idea es inyectar a los pacientes coronarios unas nanopartículas que se aferran a las paredes arteriales y liberan de forma gradual un medicamento que ayuda a detener el crecimiento de tejido cicatrizal. Los resultados se han publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. Los stents coronarios, esos diminutos tubos de malla de alambre utilizados para abrir las arterias obstruidas, se han convertido en la atención estándar para las cardiopatías. Los stents que liberan un fármaco anticicatrización iban camino de convertirse en éxito de ventas de la última década, debido a que se creía que prevenían futuras obstrucciones de las arterias. Sin embargo, los estudios que relacionan los stents recubiertos de fármacos con los coágulos de sangre y los infartos perjudicaron las ventas. Las empresas están trabajando en el desarrollo de versiones más seguras. Los investigadores de Harvard y del MIT afirman que sus partículas denominadas “nanoburrs” (nanofresas o nanobrocas) se pueden alojar en el tejido cardíaco dañado y se utilizarían para complementar los stents convencionales, que tienen un perfil de seguridad mejor que el de sus homólogos recubiertos de fármacos.

Fuente: http://www.portfolio.com


Añadir Comentario