Nanotecnología y seguridad marítima

A los EEUU llegan cada año más de 20 millones de contenedores de transporte, la mayoría en cargueros. Estos contenedores son la savia de la economía nacional alimentada por un sector que depende más de la puntualidad de las entregas de mercancías y suministros que del costoso mantenimiento de existencias. Cualquier acción que ralentice el flujo de estos contenedores tendrá un importante impacto económico. Sin embargo, como comenta en su libro “America the Vulnerable” (Harper Collins) el Dr. Stephen Flynn, de Consejo de asuntos exteriores: “El reto de garantizar la carga y movimiento de los contenedores es formidable. Cualquier persona que disponga de 3.000 a 5.000 dólares puede alquilar uno de los muchos millones de contenedores que circulan por el planeta. Puede cargarlo con cosas hasta un peso de 29.484 Kg, cerrar la puerta y ponerle un precinto que cuesta medio dólar”.

Ingenieros y científicos trabajan en la búsqueda de soluciones tecnológicas para la seguridad de los contenedores. Un área que parece prometedora es la nanotecnología con el desarrollo de dispositivos (como sensores) a nanoescala.

La importancia de utilizar nanotecnología en el mundo de la seguridad marítima y de los contenedores ha adquirido un nuevo sentido entre las agencias implicadas en la seguridad marítima nacional. Desde su oficina en el Coast Guard Research and Development Center de Groton, Connecticut, Rich Hansen, Director de área de las operaciones de seguridad portuaria y del sector del centro observó : “nosotros (el personal del centro de investigación y desarrollo) creemos que la nanotecnología cuenta con el potencial necesario para mejorar el rendimiento actual de misión y crear nuevas capacidades que actualmente no existen”.

Fuente: Nanowerk