Nanotecnología e inversión.

Inversión privada en nanotecnología. The Motley Fool, conocida publicación especializada en inversiones en bolsa, publica hoy un artículo con algunas previsiones para el futuro del sector de la Nanotecnología. La opinión de los autores del artículo es que la Nanotecnología transformará muchos sectores, tendrá un impacto importante sobre otros y, a lo largo del tiempo, acabará creando todo un nuevo sector. Y cuánto antes se vean los impactos mejor para inversores, porque se fabricarán productos, se generarán beneficios y subirán el precio de las acciones.

Es por ello que resulta preocupante los resultados de un reciente estudio que demuestra que el 30 por cien de nanomateriales (nanotubos de carbón, puntos quantum…) suministrados a proveedores tenían una calidad inferior o incluso a veces resultaron inútil según las necesidades del comprador.

Toda esto no solamente puedrá atrasar el desarrollo comercial de aplicaciones de la nanotecnología, sino sembrará dudas sobre la viabilidad de algunas de las declaraciones realizadas por científicos especializados en la nanotecnología. Es menos probable que una empresa que tenga dudas sobre la calidad de unos nanotubos de carbón esté dispuesto a incorporarlos en sus productos.

No obstante, tal como afirma el artículo de Motley Fool, la coyuntura actual del sector de la nanotecnología ofrece una magnífica oportunidad a fabricantes de buenos nanomateriales para que amplien su ventaja competitiva sobre empresas que ofrecen nanoproductos con una calidad inferior.

Para los inversores en nanotecnología es importante saber distinguir entre un “nanofaker” y “nanomaker” (algo así como “nanofalsificador” y “nanocreador“). La clave en este sentido se deriva de dos cuestiones: la propiedad intelectual (IP) y acuerdos de colaboracion entre sociedades. Empresas que tienen un portfolio de marcas propias están en vías de desarrollar una base comercial y demostrar que sus productos se están creando sobre una sólida base científica.

Sin embargo, dado que algunas empresas se apropian de marcas simplemente para ostentar una calidad que no tienen, hay que profundizar en más detalles antes de realizar una inversión. Por ejemplo sus relaciones comerciales con otras empresas así como el volumen de su producción y ventas. Aquellas empresas que cuentan con una lista de clientes importante, relaciones comerciales sólidas y una historia reciente de ventas y producción son las que ofrecen más garantías para una inversión.

Los autores del artículo aconsejan no invertir en empresas que han añadido la palabra “nano” a sus productos o al nombre de la empresa desde que empezó la especulación sobre la gran rentabilidad del sector de la nanotecnología.


Añadir Comentario