Nanotecnología de alimentos

Las promesas de la nanotecnología de los alimentos

Según un artículo publicado el 27 de abril de 2007 en Nanowerk.com, la nanotecnología empieza a encontrar aplicaciones en el campo de la alimentación funcional, modificando moléculas biológicas por medio de ingeniería para proporcionarles funciones muy diferentes de las que tienen por naturaleza. Esto ha abierto todo un nuevo campo de investigación y desarrollo.

Según una definición incluida en un informe reciente (“Nanotechnology in Agriculture and Food”), los alimentos son nanoalimentos cuando se utilizan técnicas o herramientas nanotecnológicas, nanopartículas, etc. durante su cultivo, producción, procesado o empaquetado. Esto no implica alimentos modificados a nivel atómico o producidos por nanomáquinas.

Algunas de las aplicaciones de la nanotecnología que ya se están investigando, probando y, en algunos casos, que ya se han aplicado en la tecnología de los alimentos, pertenecen a las áreas de la agricultura, el procesado y empaquetado de alimentos y los suplementos.

Es en los países del tercer mundo donde los beneficios de estas aplicaciones son especialmente necesarios; en ellos, el acceso a los alimentos es limitado, la calidad de los pocos alimentos disponibles conlleva deficiencias nutricionales y la mala calidad del agua es una de las principales causas de enfermedades. En estos países, aplicaciones como la mejora de la productividad agrícola, el tratamiento de las aguas o las nuevas técnicas de almacenamiento y procesado de los alimentos, pueden ser de gran ayuda.

La nanotecnología también puede tener efectos beneficiosos para la salud en los países occidentales. En un artículo publicado recientemente en la revista Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition (“Innovations in food technology for health”), la Dra. Yun-Hwa Peggy Hsieh, profesora de la Universidad Estatal de Florida, y su colega Jack Ofori repasan una serie de nuevas tecnologías aplicadas a la agricultura y la producción de alimentos, describiendo cómo la nanotecnología empieza a encontrar posibles aplicaciones en este campo.

Según Hsieh, la mayor parte de la investigación sobre la nanotecnología en este campo que ha sido financiada con fondos federales se ha centrado en las áreas del empaquetado de alimentos y la detección de patógenos, llegándose a desarrollar varios nanosensores para ello.

Sin embargo, las últimas investigaciones se empiezan a centrar en las posibles aplicaciones de la nanotecnología en los alimentos funcionales y los nutracéuticos, señala Hsieh. “Los nanomateriales permiten una mejor encapsulación y liberación de los ingredientes alimentarios activos en comparación con los agentes de encapsulación tradicionales y el desarrollo de nanoemulsiones, liposomas, micelas, complejos biopolímeros y cubosomas ha conducido al desarrollo de propiedades mejoradas para la protección de compuestos bioactivos, sistemas de administración controlados, integración de matrices alimentarias y enmascaramiento de sabores no deseados”.

La Nanotecnología también puede mejorar los procesos de los alimentos que utilizan enzimas para producir beneficios para la salud y nutricionales. Según un artículo publicado este fin de semana en la revista New York Times Magazine (“You are what you grow”) existe una conexión entre los alimentos de bajo coste y altamente procesados y la obesidad y los problemas de salud. Por supuesto, no hay nada como una comida saludable con alimentos naturales, pero si la nanotecnología puede contribuir a que los alimentos procesados sean menos perjudiciales para la salud, sería un enorme éxito.

Fuente: Nanowerk

Relacionados:
Nanotecnología y alimentación