Nanohielo que se autoensembla

Investigadores de la Universidad de Nebraska-Lincoln (UNL) han descubierto un nanohielo que se autoensambla, con una estructura que recuerda a la del ADN.

Trabajando en la frontera entre la química y la física, Xiao Cheng Zeng, de la UNL, a menudo encuentra su recompensa al descubrir algo totalmente inesperado desde la observación de los modelos informáticos.

Zeng y sus colegas suelen encontrar con regularidad nuevos comportamientos de la materia (a menudo inesperados) en entornos extremos, algunos de los cuales han sido publicados en más de una ocasión en las principales revistas científicas internacionales. Sin embargo, sus descubrimientos han sido tan adelantados a la tecnología existente que su efecto práctico inmediato ha sido prácticamente nulo, hasta ahora.

Zeng y dos miembros de su equipo de la UNL han descubierto recientemente moléculas de hielo con una estructura de doble hélice que recuerda a la del ADN y que se autoensambla a presiones elevadas dentro de nanotubos de carbono. Este descubrimiento podría tener implicaciones importantes para científicos de otros campos que estudian las estructuras de las proteínas que originan enfermedades como el Alzheimer o la encefalitis espongiforme bovina (enfermedad de las vacas locas). Podría servir de guía también a los que investigan formas de dirigir el automontaje en nanomateriales y predecir el tipo de hielo que los futuros astronautas encontrarán en Marte y en las lunas del sistema solar.

Fuente: University of Nebraska-Lincoln