Nanodispositivos con alimentación propia que no necesitan pilas nuevas

Peter
Kinget, un profesor de ingeniería eléctrica, está
trabajando en ellas. Él y sus colegas de la Facultad de Ingeniería
están tratando de construir sistemas autoalimentados utilizando unos
dispositivos a nanoescala capaces de transmitir y recibir señales
inalámbricas con tan poco gasto de energía que nunca es necesario
reemplazar sus baterías.
En su lugar, aprovechan pequeñas
cantidades de la energía solar ambiental para recargarse. Tales
eficiencias energéticas podrían reducir drásticamente el coste de
funcionamiento de una variedad de estos dispositivos a la vez, al
tiempo que eliminan la necesidad de mantenimiento. Estos sensores
sólo se tendrían que instalar una vez y podrían permanecer en su
lugar, funcionando de manera autónoma, prácticamente hasta que se
desgasten o se desintegren por su propia cuenta.