Nano-naves para transportar fármacos a tumores cancerígenos

Según un artículo publicado este mes en smalltimes.com, un equipo de científicos ha desarrollado unas “naves de carga” de tamaño nanométrico capaces de navegar por el cuerpo a través del torrente sanguíneo sin ser detectados inmediatamente por el sistema inmunológico del cuerpo y transportar su carga de fármacos anticancerígenos y marcadores hasta tumores que, de lo contrario, podrían continuar sin tratar o incluso no ser detectados.

En el próximo número de la revista alemana de química Angewandte Chemie, científicos de la Univ. de California/San Diego, UC/Santa Bárbara, y del MIT informan de que su sistema de naves de carga nanométricas integra funciones terapéuticas y de diagnóstico en un solo dispositivo que evita la eliminación rápida por parte del sistema inmunológico natural del cuerpo.

“La idea consiste en encapsular fármacos y agentes de formación de imágenes en una ‘nave nodriza’ protectora que elude los procesos naturales que habitualmente eliminarían estos cargamentos, si fuesen desprotegidos”, señaló Michael Sailor, profesor de química y bioquímica en la UCSD y director del equipo de químicos, biólogos e ingenieros que han hecho realidad este imaginativo concepto.

Estas “naves nodrizas”, de 50nm de diámetro, están equipadas con un conjunto de moléculas en su superficie que ayuda a dirigir la nave hacia las células tumorales del cuerpo y a penetrar en su interior. Sailor cree que podrían ser la clave para administrar de forma más eficaz, a los tumores, fármacos anticancerígenos tóxicos en altas concentraciones sin dañar otras partes del cuerpo.

Los investigadores cargaron las naves con tres cargamentos antes de inyectarlas en ratones. Dos tipos de nanopartículas, óxido de hierro superparamagnético y puntos cuánticos fluorescentes, se colocaron en el almacén de carga de la nave, junto con el fármaco anticancerígeno doxorrubicina. Las nanopartículas de óxido de hierro permiten que las naves aparezcan en una resonancia magnética (MRI), mientras que los puntos cuánticos se pueden ver con un escáner de fluorescencia, que proporciona mayor resolución.

“Podemos imaginar a un cirujano identificando, con un escáner MRI, la localización concreta de un tumor en el cuerpo antes de operar, y luego utilizar imágenes de fluorescencia para encontrar y eliminar todas las partes del tumor durante la operación”, señaló Sailor, en un comunicado.

El equipo se sorprendió al descubrir en sus experimentos que una sola nave nodriza es capaz de transportar múltiples nanopartículas de óxido de hierro, incrementando su brillo en la imagen de la resonancia magnética y facilitando, así, la detección de tumores pequeños.

Fuente: Small Times


One Response

  1. marcos 10 años ago

Añadir Comentario