Los nanomateriales en productos fertilizantes podrían amenazar la salud del suelo y la agricultura

Según un nuevo informe publicado por el Instituto de
Agricultura y Política Comercial (IATP, por sus siglas en inglés),
los nanomateriales que llegan al suelo a través de los fertilizantes
y los desechos de aguas residuales tratadas, utilizados para
fertilizar los campos, podrían poner en peligro la salud del suelo
necesaria para mantener la productividad de las tierras. La
investigación científica revisada por pares también indica
posibles impactos negativos de los nanofertilizantes en la salud
pública y el suministro de alimentos.
El informe del IATP, “Nanomaterials
in Soil: Our Future Food Chain?”
(pdf), llama la
atención sobre la delicada cadena alimentaria del suelo –incluyendo
microbios y microfauna– que permite el crecimiento de las plantas y
produce nuevo suelo. Los experimentos de laboratorio han indicado que
las nanopartículas submoleculares podrían dañar los microbios
beneficiosos del suelo y los sistemas digestivos de las lombrices de
tierra, ingenieros esenciales en el mantenimiento de la salud del
suelo.
Los nanomateriales se anuncian como un componente de los
fertilizantes disponibles en el mercado -diseñados para aumentar la
eficacia de los fertilizantes, haciéndolos del mismo tamaño que los
poros de la raíz y la planta- pero, dado que la nanotecnología es
una industria no regulada a nivel mundial, no hay ninguna evaluación
de la seguridad antes de su comercialización.