Las aplicaciones móviles, los dispositivos vestibles y la nanotecnología están revolucionando la atención sanitaria

En la actualidad, se están produciendo importantes cambios tecnológicos impulsados por los Big Data, la movilidad o la computación en la nube. Estos cambios están transformando profundamente los negocios y la sociedad; y algunos sectores, como la atención sanitaria o la banca, deberán hacer frente a una transformación completa.

En el caso de la atención sanitaria, los grandes volúmenes de datos (Big Data) permitirán mejores diagnósticos y pronósticos, mientras que las aplicaciones, los dispositivos vestibles y la nanotecnología están revolucionando la atención sanitaria, al permitir a los consumidores cuidar de sí mismos y mejorar el rendimiento en sus vidas personales y profesionales.

 

Las aplicaciones móviles, los dispositivos vestibles y la nanotecnología están revolucionando la atención sanitaria

 

Las innovaciones en el campo de la asistencia sanitaria son fundamentales y los avances tecnológicos no sólo están fijando nuevos e interesantes parámetros para seguir innovando, sino que están salvando innumerables vidas en todo el mundo y abriendo nuevas posibilidades para todas las partes implicadas: hospitales, investigadores, médicos y pacientes.


Las aplicaciones están cambiando la relación médico / paciente

Dispositivos como la pulsera Fitbit y otras herramientas de seguimiento personal son cada vez más comunes, permitiéndonos realizar un seguimiento de diversas variables relacionadas con nuestro estilo de vida, como nuestra actividad física, patrones de sueño, presión arterial y consumo calórico.

Esta tendencia ha transformado la dinámica de la relación médico-paciente tradicional, abriendo las puertas a nuevas formas más avanzadas de tratamiento y atención, como la monitorización remota, la telemedicina, etc. 

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=-01hglX-jlk]

En 2014 se produjo una adopción generalizada de la telemedicina en los centros sanitarios de los EE.UU. y se están desarrollando numerosas aplicaciones para móviles que permiten a los pacientes controlar su propia salud, no solo diagnosticando enfermedades comunes, sino también enfermedades graves. Un ejemplo es la aplicación DemoScreen, que permite identificar el cáncer de piel; o la nueva aplicación “Ebola Care App” que está ayudando a los cuidadores y el personal que trabaja para paliar la crisis del Ébola a manejar áreas clave de la gestión de la enfermedad, como la recopilación de datos, su análisis y respuesta.

También hay aplicaciones para contar las calorías, hacer dieta o enseñarnos a comer mejor. En este artículo se pueden ver algunos ejemplos.

 

Los dispositivos ponibles y la nanotecnología ya están aquí

Mientras que las aplicaciones y herramientas permiten a los pacientes realizar un seguimiento de su salud, los dispositivos y tecnologías más sofisticados se encargan de enviar los datos generados a los profesionales sanitarios, para que estos puedan procesarlos y predecir y prevenir problemas de salud mayores en el futuro.

Los dispositivos ponibles son ideales para esta recogida y transferencia de información, dado que el paciente puede llevarlos consigo cómodamente a donde vaya, de ahí que estén desempeñando ya un papel muy importante en esta transferencia de datos procesables de los pacientes a los médicos y cuidadores.

Un ejemplo reciente son las lentes de contacto diseñadas por Google X Lab en colaboración con Novartis, que hacen un seguimiento de los niveles de glucosa en las lágrimas de los usuarios y transfieren la información a un dispositivo móvil que el médico utiliza para realizar el seguimiento del paciente.

 

 

Otro ejemplo, que combina, en este caso, un dispositivo ponible con la nanotecnología, es el último proyecto de Google X para detectar el cáncer con nanotecnología.

El objetivo del proyecto es desarrollar una píldora que contenga nanopartículas y que, una vez ingerida, libere las nanopartículas en el torrente sanguíneo para que puedan circular por el cuerpo y detectar cualquier anomalía que indique la presencia de cáncer. La información recopilada se transmite a los médicos a través de un dispositivo de muñeca. Se trata de una innovación revolucionaria que pretende detectar  la enfermedad en sus primeras etapas y que, en caso de tener éxito, podría salvar millones de vidas.

Ya hay a la venta infinidad de dispositivos ponibles, desde las famosas Google Glass, que según un estudio de Stanford, permiten a los cirujanos ser mejores operando, a las Baidu Eye, la respuesta china a las gafas de Google.

 

 

Incluso dispositivos que permiten hacer un seguimiento de la actividad de las personas mayores que desean permanecer en sus hogares, como CarePredict.

Y el HealthKit de Apple ya se ha probado en hospitales estadounidenses.

 

En conclusión

Teniendo en cuenta los cambios asombrosos que estas nuevas tecnologías disruptivas están introduciendo en el panorama de la salud, no es difícil predecir que estamos en medio de una revolución sanitaria que nos dará más poder que nunca para manejar nuestras propias vidas.

La capacidad de realizar un seguimiento de nuestra dieta, ejercicio físico, actividad diaria y patrones de sueño nos da la oportunidad de entender mejor cómo funciona y responde nuestro cuerpo, permitiéndonos adaptar nuestro estilo de vida para sacar lo mejor de nosotros mismos.

 

Seguir leyendo: 

 


Sin Respuestas

Añadir Comentario