La nanociencia imita la fotosíntesis para las energías renovables

Las plantas pueden convertir la luz del sol en energía con más rapidez que cualquier proceso creado por el hombre. ¿Cómo de rápido? En la mil billonésima parte de un segundo. Ahora, científicos de EEUU, Australia y el Reino Unido han empezado a imitar la fotosíntesis para diseñar una nueva generación de células de energía solar eficaces.

En el interior de las plantas, cada diminuta molécula realiza una tarea específica que convierte la luz en energía. Esa división de trabajo es fundamental para la eficacia de la planta. Ahora, la nanociencia puede copiar a la naturaleza.

Los científicos pueden construir dispositivos que funcionen de forma conjunta, pero que cada uno de ellos sea responsable de una función diferente. Y han creado un dispositivo capaz de absorber la luz y convertirla eficazmente en una corriente eléctrica. Hay que pensar en él como en una hoja artificial que continuamente convierte la luz del sol en energía química, de forma eficaz y ecológica.

La fotosíntesis artificial se podría convertir en una fuente de electricidad y combustible para el transporte neutra en CO2, lo cual implica que no contribuiría al cambio climático como resultado de quemar petróleo y carbón.

Fuente: KFox News