Evaluacion de la National Nanotechnology Initiative

El Consejo Asesor PCAST del Presidente de los Estados Unidos, cuyos miembros tienen la labor de aconsejar al presidente sobre sus políticas relacionadas con la ciencia y la tecnología, acaba de publicar un informe en el que valora de forma positivo la gestión y financiación de programas de nanotecnología realizado dentro del marco de la National Nanotechnology Initiative, NNI.

Asimismo, el informe de PCAST (President’s Council of Advisors on Science and Technology) advierte sobre la posibilidad de que el aumento en las inversiones realizadas en nanotecnología por otros países pueda llegar a poner en peligro el liderazgo de los EE.UU. en este sector. También recomienda que la NNI extienda su área de influencia, a través de acuerdos y acciones con otras agencias gubernamentales, asociaciones y representantes del sector privado. El director de la NNI se ha comprometido a incorporar algunas de las recomendaciones de PCAST en las futuras iniciativas de la organización.

Según John Marburger, el consejero de Bush y director de la Oficina de Política Científica y Tecnológica, los EE.UU. es actualmente el líder mundial en nanotecnología, pero “nuestros competidores internacionales están desarrollando agresivamente sus propios programas en este sector”.

Aunque los veinte cuatro miembros de PCAST da su aprobación a los cinco años de gestión de la National Nanotechnology Initiative por los esfuerzos y proyectos realizados en el desarrollo de investigación en nanotecnología y en el estudio de temas relacionados con mano de obra, educación y medioambiente, cree que cabe una mejora en cuanto a la transferencia de tecnología entre laboratorios y empresas y en la coordinación con los estados federales para maximizar I+D y comercialización de productos.

El informe recomienda la elaboración de una base de datos pública sobre la existencia de instalaciones, herramientas, resultados de investigaciones y propiedad intelectual para fomentar la llegada de las nuevas tecnologías más innovadores al sector público estadounidense.

El director de la NNI ha confirmado que este tipo de inventario estará disponible en unos 5 meses y ofrecerá a científicos académicos e industriales con datos sobre la disponibilidad de todo tipo de instalaciones e información intelectual en los centros universitarios y laboratorios federales de los Estados Unidos.

Otro tema tratado en el informe de PCAST son los beneficios a largo plazo para la economía y la sociedad de una amplia investigación en nanotecnología. “Mientras es el deseo de todos que los Estados Unidos se beneficie económicamente de nanotecnología lo antes posible, es imprescindible que se genere propiedad intelectual básica en el campo de la nanotecnología y que esta se resida en nuestro país. Aquellos que tienen estos conocimientos serán los “dueños” de la comercialización de nanotecnología en el futuro”.

El informe aconseja la creación de enlaces con los ministerios federales de trabajo y educación con el fin de crear programas de formación de acuerdo con la futura demanda de mano de obra cualificada en nanotecnología.

Este año el gobierno federal de los Estados Unidos gastará mil millones de dólares en I+D en la nanotecnología durante este año, lo que supone la cuarta parte de la inversión mundial. La suma de la inversiones realizados por los sectores público y privado de los EE.UU. en I+D es 3 mil millones de dólares, lo que supone la tercera parte de la suma de ambos sectores en todo el mundo.

Interesados pueden leer el informe de PCAST en pdf aquí.


Añadir Comentario